¿Debería renunciar? Elon Musk lanza encuesta en Twitter y promete dejar cargo si la votación así lo decide

Elon Musk sorprendió a los usuarios en su plataforma cuestionando si debería dejar el cargo de director de Twitter, prometiendo que, “Me apegaré a los resultados de esta encuesta”.

Siguió la encuesta diciendo: “Como dice el refrán, tenga cuidado con lo que desea, ya que podría obtenerlo”.

Dicho ejercicio se da en medio del anuncio de la compañía de que prohibirá los enlaces a otros servicios de redes sociales y suspenderá las cuentas que intenten dirigir a los usuarios de Twitter a plataformas alternativas en un aparente intento de detener las deserciones de los usuarios hacia la competencia.

Según la nueva política, se prohíben los enlaces a contenido en Facebook e Instagram, así como los enlaces a contenido en alternativas emergentes de Twitter, incluidos Mastodon y Post. La regla también cubre a Truth Social, el clon de Twitter respaldado por el expresidente Donald Trump.

El movimiento de Twitter señala un cambio hacia un entorno más cerrado, uno que aún acepta tráfico entrante de otros sitios pero hace que sea más difícil para los usuarios abandonar el sitio web de Twitter hacia otros destinos.

Como parte de la nueva política de Twitter, los usuarios no pueden “vincularse” a plataformas de redes sociales sujetas a las restricciones. Los usuarios también tienen prohibido actualizar sus perfiles de Twitter para incluir sus nombres de cuenta en otras plataformas, una forma de informar a los seguidores dónde se les puede encontrar en otros lugares de las redes sociales.

Respecto a la encuesta, hasta la noche de este domingo, habían votado más de 7.4 millones de usuarios, con una mayoría del 57.2% en favor de que Musk deje la dirección.

También tuiteó otro mensaje en el que anunció que “habrá una votación para cambios mayores de política (en la red)”, y añade “Disculpas, no volverá a suceder”, sin aclarar a qué se refiere.

El último sondeo sobre su papel en la dirección de Twitter parece indicar que estaría dispuesto a nombrar a otra persona al frente de la red, una idea que en la última semana ha sido expresada, por ejemplo, por directivos de Tesla, el gran proyecto empresarial de Musk que le proporciona la mayor parte de su fortuna.