«Dios respondió», Más de 2.500 jóvenes entregan sus vidas a Cristo en evento cristiano de Australia

El ministerio de Youth Alive compartió que más de 2.500 jóvenes entregaron sus vidas a Jesús y le aceptaron en su corazón tan solo en este año, ya que en 2020 y 2021 estuvieron confinados y limitados de hacer este tipo de actividades por la pandemia de Covid-19.

Para este 2022 el ministerio compartió que jamás vio una cantidad de jóvenes como ésa dando el paso de fe para recibir a Cristo, que ni siquiera puede ser comparado con los inicios del movimiento.

“Teníamos mucha fe en que Dios haría grandes cosas y realmente vimos que Dios respondía a esa fe. Este año ha sido uno de los años más fructíferos de ganar almas que hemos visto en los 40 años que ha operado Youth Alive”, dijo Dave Edgar, director del Youth Alive.

Varias ciudades de Australia fueron partícipes de las actividades realizadas para la difusión del Evangelio, dando así una cantidad de 2.572 confesiones de fe, de los cuales 1.800 fueron bendecidos con una Biblia completamente gratis.

Según los testimonios de Youth Alive, en Melbourne unos mil adolescentes se entregaron a Jesús en una sola noche, fueron tantos que al equipo le faltó ayuda para repartir las Biblias entre tantas personas.

“Fue realmente un momento hermoso ya que el altar estaba tan repleto que se pidió a los principales empresarios que habían donado fondos para hacer posible la velada que ayudaran a distribuir Biblias. Incluso los cantantes y músicos en el escenario dejaron caer sus instrumentos y ayudaron a distribuir”, contó Edgar.

Tales actividades les han llenado de satisfacción al escuchar los testimonios de los líderes y padres de los jóvenes que asistieron a los eventos, todos coinciden en como el amor de Jesús ha impactado sus vidas.

“Mi esposa y yo trajimos a 14 adolescentes con nosotros al evento regional en Bendigo. Ninguno de los adolescentes que trajimos era cristiano. Por la noche, vimos a la mitad de ellos responder al llamado al altar y dar su vida a Cristo”, dijo un pastor de jóvenes de un pueblo rural.

Asimismo, otros más fueron sanados destacando el testimonio de una chica que sufría de ansiedad social, por lo que no se sentía motivada de ir; los líderes oraron por ella durante dos semanas seguidas tras la explicación de su madre.

“Nuestros líderes juveniles oraron por ella durante dos semanas. ¡El día antes de que ella decida inscribirse! En el evento, le dijo a uno de los líderes que no tiene ningún tipo de ansiedad. Ella reinició su vida con Jesús esa noche y fue liberada de las cadenas de la ansiedad”, testificó Dave.

Como líder y como creyente, Dave asegura que este mover solo es el comienzo de un gran avivamiento en Australia.

“El día de la cosecha es ahora. Dios se está moviendo en nuestra nación y se están cambiando vidas. Continúe orando por la próxima generación para que, a medida que se predica el Evangelio, aterrice en tierra fértil”, finalizó en una entrevista para Eternity News.