Niño muere por caso sospechoso de ameba devoradora de cerebros en Nebraska

Un niño residente del condado de Douglas, en Nebraska murió a causa de un raro caso de ameba devoradora de cerebros, dijeron funcionarios de salud. Si se confirma, será la primera muerte conocida de Naegleria fowleri en la historia del estado.

La información dada a conocer según el Departamento de Salud y Servicios Humanos de Nebraska, el menor pudo haber contraído la infección mientras nadaba en el río Elkhorn de Nebraska el domingo.

El niño se enfermó poco después y murió esta semana, según el Departamento de Salud del Condado de Douglas. Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades están realizando más pruebas para confirmar.

“Solo podemos imaginar la devastación que debe sentir esta familia, y nuestras más profundas condolencias están con ellos”, dijo la directora de salud del condado de Douglas, la Dra. Lindsay Huse, en un comunicado. “Podemos honrar la memoria de este niño si nos educamos sobre el riesgo y luego tomamos medidas para prevenir la infección”.

Naegleria fowleri es una ameba rara pero mortal que vive en aguas dulces cálidas, como lagos, estanques, ríos y fuentes termales. El organismo unicelular puede infectar a las personas cuando el agua que contiene la ameba sube por la nariz y llega al cerebro, generalmente al nadar o bucear. Las personas no se infectan por beber agua contaminada o nadar en una piscina que está debidamente clorada, según los CDC.

La tasa de mortalidad de las infecciones por Naegleria fowleri supera el 97%. Solo cuatro de las 154 personas infectadas en los Estados Unidos han sobrevivido desde que se identificó la ameba por primera vez en la década de 1960, según los CDC.

Los funcionarios de salud en Nebraska están instando a los residentes a tomar precauciones ya que se está identificando a Naegleria fowleri más al norte a medida que las regiones que antes eran más frías se vuelven más cálidas y secas.

Las infecciones generalmente ocurren más tarde en el verano, en aguas más cálidas con un flujo más lento, en julio, agosto y septiembre. Los casos se identifican con mayor frecuencia en los estados del sur, pero más recientemente se han identificado más al norte“, dijo el epidemiólogo del estado de Nebraska, el Dr. Matthew Donahue. , dijo en un comunicado el miércoles. “Limitar las oportunidades de que el agua dulce entre en la nariz es la mejor manera de reducir el riesgo de infección”.

Los funcionarios de salud aconsejan a las personas que eviten las actividades relacionadas con el agua en cuerpos de agua dulce tibia durante los períodos de alta temperatura del agua y bajos niveles de agua. Las personas pueden reducir el riesgo de infección manteniendo la cabeza fuera del agua y usando pinzas nasales o tapándose la nariz cuando se sumergen. Los nadadores también deben evitar excavar o remover el sedimento en el fondo del lago o río.

Las personas también deben usar solo agua estéril, destilada o tibia previamente hervida para la irrigación nasal o los lavados de los senos paranasales, dijeron los funcionarios de salud.