Viruela del mono: Administración Biden presenta plan para aumentar el suministro de vacunas

Una de las prioridades de la Administración Biden-Harris es combatir el brote de la viruela del mono que días atrás fue declarada una emergencia sanitaria de salud en el país como parte de una estrategia para contener el patógeno y así se permita la liberación de más fondos federales para las agencias de salud y puedan acelerar el desarrollo de terapias, así como diagnósticos y medicamentos que eviten la propagación.

La Casa Blanca ha dado a conocer a través de un comunicado oficial que tomó medidas para aumentar la cantidad de dosis de vacunas disponibles hasta cinco veces a través de un régimen de dosificación alternativo, esto como parte del anunció que hizo la Autorización de Uso de Emergencia, EUA, para que la vacuna JYNNEOS se administre por la vía intradérmica que requiere una dosis más pequeña, lo que permite que la cantidad de dosis disponibles aumente hasta cinco veces mientras continúa asegurando que la vacuna cumpla con altos estándares de seguridad y calidad.

El plan de la Casa Blanca

El Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS) anunció una declaración de la Sección 564, que permite a la FDA usar su autoridad para permitir que los proveedores de atención médica administren hasta cinco veces la cantidad de dosis de vacuna por vial de la vacuna JYNNEOS.

El secretario del HHS, Xavier Becerra, emitió una determinación bajo la declaración de la Sección 564 de la Ley de Alimentos, Medicamentos y Cosméticos que permite la autorización de uso de emergencia de vacunas para prevenir la viruela del mono y prevenir enfermedades graves por el virus.

La Subsecretaria de Preparación y Respuesta del HHS, Dawn O’Connell, solicitó que la Secretaria emita la determinación de la Sección 564 y la declaración de emergencia de salud pública de la semana pasada. Esta declaración permite que el HHS tome medidas de emergencia con base en la información actualmente disponible sobre el virus de la viruela del mono.

La FDA otorgó la Autorización de uso de emergencia para que la vacuna JYNNEOS se administre por vía intradérmica, lo que permitió que el suministro actual de vacunas se quintuplicara sin sacrificar la seguridad y la calidad.

La administración requiere un tipo de aguja diferente a la administración de la vacuna actual, similar a la administración de una prueba cutánea de tuberculina (o PPD) o pruebas de alergia intradérmica.

La Administración, los Centros para el Control de Enfermedades (CDC) llevarán a cabo capacitaciones y actividades de divulgación para médicos, funcionarios de salud pública, proveedores y pacientes para asegurarse de que las jurisdicciones puedan administrar la vacuna de manera efectiva utilizando este régimen de dosificación alternativo.

El equipo de Respuesta Nacional al Brote de Viruela del Mono de la Casa Blanca supervisará la implementación rápida y coordinada de esta estrategia por parte del HHS, los CDC, la FDA y los funcionarios de salud estatales y locales.

La Administración involucrará activamente a proveedores y médicos para garantizar que estén preparados para usar este enfoque para la mayoría de los adultos que necesitan la vacuna JYNNEOS.

Tras el anuncio de la Casa Blanca, los 400.000 viales de vacuna en el inventario del SNS que se han asignado, pero aún no se han distribuido tienen el potencial de proporcionar hasta 2 millones de dosis mediante administración intradérmica. Además, las vacunas que han sido recibidas por las jurisdicciones, pero que aún no se han administrado, son elegibles para la administración intradérmica.