Cantante Bob Dylan reveló que «lee Biblia y ora mucho» durante entrevista reciente

Con 81 años, 10 premios Grammy y una carrera consolidada desde 1960 siendo uno de los artistas que ya está dentro del Salón de la Fama del Rock and Roll, dijo que en sus tiempos libres además de ver programas de televisión, también pasa mucho tiempo leyendo la Biblia.

La entrevista concedida por Dylan a The Wall Street Journal pasó de los hobbies del cantante a su testimonio de cómo su vida está siendo transformada, ahora que se considera creyente.

“He visto Coronation Street, Father Brown y algunos de los primeros Twilight Zones . Sé que son espectáculos anticuados, pero me hacen sentir como en casa. No soy fanático de los programas empaquetados ni de los noticieros, así que no los veo. Nunca veo nada maloliente o malo”, dijo

“… Soy una persona religiosa. Leo mucho las Escrituras, medito y rezo, enciendo velas en la iglesia. Creo en la condenación y la salvación, así como en la predestinación. Los Cinco Libros de Moisés, las Epístolas Paulinas, la Invocación de los Santos, todo”, agregó.

Mencionó también que el estilo de música que se convirtió en “su primer amor” es la música góspel o sacra.

“La mayor parte del tiempo, me siento como una rueda pinchada; totalmente desmotivado, positivamente sin vida. Puedo quedarme dormido en cualquier momento del día. Me cuesta mucho estimularme, y soy una persona excesivamente sensible, lo que complica las cosas. Puedo estar totalmente a gusto un minuto, y luego, sin motivo alguno, me pongo inquieto e inquieto; no parece haber ningún término medio”, dijo de algunas de sus actividades del día a día.

Para conservar una buena forma, el cantante practica boxeo y algunos ejercicios físicos.

“Es parte de mi vida. Es funcional y desligado de las tendencias. Es un patio de recreo sin límites y no necesitas una aplicación”, dijo.

Se sabe que Dylan se habría convertido al cristianismo en 1970, época en la cual grabó varios álbumes cristianos y nunca tuvo problema para hacer pública su creencia.

Una de sus canciones insta a sus seguidores a servirle a Dios: “Vas a tener que servir a alguien; pues, puede ser el diablo, o puede ser el Señor; pero vas a tener que servir a alguien”.