«Dios despertó su corazón», Mujer aceptó a Jesús conmovida porque sus hijos perdieron todo en inundaciones de Kentucky

La historia proporcionada por la Asociación Evangelística Billy Graham cuenta que Sarah vive a 2 horas del condado Breathitt en Kentucky, allí en esa comunidad viven sus hijos, nietos con sus mascotas, ellos tras las inundaciones perdieron sus casas.

Las inundaciones arrasaron esa comunidad, dónde carreteras, puentes y casas quedaron destruidas, allí estaban las casas de los hijos de Sarah, quienes ahora viven en un trailer con sus hijos, esposas embarazadas además de sus mascotas; tan solo para bañarse deben conducir 2 horas a casa de su madre.

“Es difícil ver a sus hijos y nietos pasar por esto”, dijo ella, detallando que ayuda a sus hijos a rescatar todo lo que puede tras las inundaciones .

Carolyn Bass y Liz Jakway, capellanes del equipo de respuesta rápida de Billy Graham, conocieron la historia de Sarah cuando se encontraron con ella para ayudar.

Dentro de su testimonio, dijo que había pasado una vida difícil con adicción a las drogas y un período de rehabilitación, lo que le había traído problemas debido a las regulaciones sobre el uso de drogas en el estado.

Pero ella lucha por mantenerse luchando contra sus adicciones y así poder brindar bienestar a su familia, reconociendo que la parte espiritual de una persona es de suma importancia.

“Mi esposo dijo recientemente que tal vez deberíamos ir a la iglesia algún día”, dijo ella y las capellanes vieron que ella tenía deseos de sentir la paz de Dios.

“Sentí que quería sentir la paz que solo Dios puede dar”, dijo Carolyn, que comenzó a predicarle a Sarah y ella dijo repetidas veces que «eso era lo que quería».

Y procedió a explicarle el compromiso que se adquiere al aceptar a Jesús, pero cuando le habló de la esperanza y el perdón de Cristo las capellanes dijeron que a Sarah le «brillaban los ojos de alegría».

Ella explicó que aunque su pasado hace todo lo posible para mantenerla atrapada en viejos hábitos, está muy decidida a seguir adelante con la fuerza del Evangelio.

“Ella oró y aceptó a Jesús, y eso fue absolutamente importante. Ciertamente, Dios está abriendo un nuevo camino para tu vida”, confesó Carolyn

“Cuando escuchó acerca del Evangelio, Dios despertó su corazón y ese era su día”, concluyó.