«En Dios Confiamos», El lema que ha causado controversia por una ley que exige mostrarlo en la escuelas de Texas

Según una disposición de una nueva ley estatal de Texas, se exige que en escuelas primarias, secundarias e instituciones de educación superior públicas tengan a la vista carteles que muestren la frase “En Dios Confiamos” acompañados de una bandera dentro del mismo y una bandera del estado, ya que la frase es una insignia de la historia del país.

El Texas Tribune explicó que el proyecto de ley 797 del Senado fue aprobado y entró en vigor el año pasado haciendo valer la moción para lugares educativos públicos, permitiendo que instituciones privadas donen el material para la exhibición.

La medida ha tenido reacciones distintas, por un lado están las positivas como las del senador republicano del estado, Bryan Hughes, quien afirmó que dicho lema afirma la confianza que todos deberían tener en un Dios soberano.

Y a pesar de que la famosa frase se convirtió en lema del país desde 1956, hay grupos que rechazan la medida por supuestamente promocionar la fe cristiana y la adaptación de la política a ésta; dicho lema ha sido aprobado por años teniendo la aprobación de la Cámara de Representantes para su exhibición pública.

Aunque han tratado de restarle importancia, la Corte de Apelaciones del Noveno Circuito de EE.UU dijo en 1970 que el uso de ello es totalmente patriótico y nada tiene que ver con el patrocinio de un ejercicio religioso impuesto.

Es por ello que distintas compañías y organizaciones han decidido donar los carteles a las escuelas, Patriot Mobile es una empresa de telefonía celular y le dio a las escuelas de Southlake los carteles enmarcados con la frase.

Distintos ciudadanos elogiaron la medida basada en la ley del estado y resaltando que hay tanto derecho a exhibir esta frase como tuvo en su momento el lema “Black Lives Matter”, que hace alusión al fin del racismo.

«Hay muchas críticas, por supuesto. Solo quería aprovechar esta oportunidad para recordarles a todos que el año pasado el administrador permitió letreros de ‘Black Lives Matter’ en el campus de la escuela secundaria superior durante aproximadamente un semestre, varios días a la semana. Así que no estoy seguro de cómo la gente puede quejarse por un lado sobre estos letreros bajo la ley de Texas y, por otro lado, permitir los letreros BLM», dijo Kelly McGuire, ciudadana local, durante la entrega de los carteles.

McGuire hace alusión a las quejas presentadas por la Coalición contra el racismo de Southlake (SARC), quien argumentó que la exhibición de los carteles es una “intrusión flagrante de la religión”, ya que “están preocupados” de lo que puedan significar el detalle en lugares que no profesen la fe cristiana.

«La SARC está preocupada por el precedente que sentará la exhibición de estos carteles en todas las escuelas y el efecto escalofriante que esta intrusión flagrante de la religión en lo que debería ser una institución pública secular tendrá en el alumnado, especialmente en aquellos que no practican la fe cristiana dominante», decía el comunicado enviado por SARC.

Además de ello hay grupos judíos que están en contra de la medida diciendo que es “una imposición de la religión al público” porque en el país no existe la separación de la iglesia y el estado; en cambio una organización musulmana si defiende el uso de los carteles y la frase explicando que esto sirve para el conocimiento de otras creencias.

«La noción de confiar en Dios es común en todas las religiones. Aplicados a través de esa lente, los carteles pueden fomentar debates entre los estudiantes de Texas sobre sus diversas religiones y mejorar la comprensión», dijo Corey Saylor, un portavoz de Consejo de Relaciones Estadounidenses-Islámicas (CAIR).

El uso del lema histórico no solo es para carteles sino que las mismas comunidades han adaptado su mejor forma de llevarlo, lo que comprende hasta calcomanías de auto, lo que ha sido realmente apoyado por los ciudadanos de varios estados en EE.UU.