Incendio consumió su iglesia el día de Navidad pero la congregación mantiene la esperanza, «Dios obtendrá la gloria de esta historia»

Ubicada en Carolina del Norte, The Place Church sufrió un devastador incendio después de realizar su servicio de Navidad el pasado 25 de Diciembre, del cual han recibido mucho apoyo de otras iglesias, pastores y amigos de la congregación.

Según WBTV, no había nadie adentro cuando ocurrió el incendio y por eso no hay heridos, pero el fuego consumió casi toda la iglesia y los bomberos combatieron las llamas casi todo el día; en las fotos se ve la construcción envuelta en humo y fuego.

El pastor de la congregación, Ron Duncan, agradeció por el gran apoyo recibido en este duro momento y expresó que sin importar lo que haya sucedido es “Dios quien seguirá recibiendo la gloria”.

«No hay palabras para describir las circunstancias devastadoras por las que ha pasado hoy The Place Church», escribió.

«Quiero agradecer a todos los que se han acercado, a los muchos pastores, amigos e iglesias. ¡Todos ustedes han sido increíbles! ¡¡Somos mejores juntos!! A la familia de mi iglesia, superaremos esto y Dios recibirá la gloria por ¡¡¡Los amo a todos!!!», agregó.

Asimismo, compartió la forma en que voluntariamente las personas pueden ayudar con donaciones para recuperar el edificio.

«Muchos han preguntado cómo pueden donar a The Place Church. Nosotros, como cuerpo de la iglesia, apreciamos todo lo que ya se ha dado y aquellos que quisieran sembrar en nuestro futuro. ¡Dios los bendiga a todos y cada uno de ustedes!», añadió.

En declaraciones a los medios locales, el pastor Duncan contó que el servicio del día de Navidad había sido realmente especial y hermoso “donde se sintió la presencia del espíritu del Señor” y que poco después recibió la llamada fatal sobre el incendio.

“Estaba entumecido… tratando de digerirlo todo», expresó.

«Muchos niños no nacieron aquí, pero se criaron aquí. Mucha gente se casó aquí. Hay muchos recuerdos aquí en el lugar de la iglesia», agregó diciendo que su hija sacó una Biblia de entre las cenizas del lugar.

Alrededor de 50 y 60 hombres estuvieron combatiendo el incendio, según la información dada por el jefe de bomberos de la zona, Phil Welch, quien agregó que el incidente ya se está investigando y que considera que no hay nada sospechoso como indicios de que fuera provocado.

«Dentro de las primeras horas, tuvimos un colapso del techo, lo que complicó la extinción, y cuando llegó la oscuridad, pudimos eliminarlo lo suficiente como para dejar solo a dos equipos durante la noche», dijo Welch.

Mientras tanto, la comunidad y otros amigos pastores se han ofrecido sus templos y gimnasios para que la congregación pueda reunirse hasta que consigan otro lugar donde establecerse, más aun el pastor Duncan asegura que con Dios superaran este lamentable hecho.

“Somos personas resilientes, y vamos a superar esto, y Dios obtendrá la gloria por esta historia”, finalizó.