«Un milagro», dicen médicos de la sobreviviente a un terrible rayo que impactó afuera de la Casa Blanca

Amber Escudero-Kontostathis fue una de las personas que fue alcanzada por un rayo el 4 de Agosto en la localidad de Lafayette Square, frente a la Casa Blanca; la victima fue encontrada por la compañía que monitorea el clima AccuWeather.

Ella se encontraba tirada en el suelo después de que el intenso rayo le impactara, lo que hizo que su corazón dejara de latir, por lo que los agentes del Servicio Secreto de EE.UU acudieron a ayudarla con desfibriladores; ella estaba allí tratando de protegerse de la lluvia cuando el rayo impactó a un grupo de árboles.

La mujer de 28 años en este momento está hospitalizada y a la vez está siendo tratada por las graves quemaduras que sufrió; y aunque está sufriendo dolores constantes intensos, su hermano dice que “ella está progresando de manera increíble a la recuperación y cada día es más fuerte”.

“La división de uniformes del Servicio Secreto de EE. UU. y la Policía de Parques de EE. UU fueron testigos del ataque e inmediatamente comenzaron a brindar asistencia médica a las cuatro víctimas. Tuvimos una respuesta inicial muy sólida”, dijo Vito Maggiolo, portavoz del Departamento de Bomberos y EMS del Distrito de Columbia.

Además de eso, Escudero-Kontostathis recolectaba donaciones para refugiados con la organización benéfica Threshold Giving; ella tenía planes con su novio ese día para celebrar su cumpleaños después de la recaudación.

Dos días después del accidente fue sacada de cuidados intensivos y fue puesta para su recuperación en la unidad de quemados, “Mi hija está literalmente sorprendiendo a todos los médicos con el progreso de su cuerpo; ha podido dar algunos pasos”, contó su madre, Julie.

“El médico traumatólogo se acercó y dijo que ella era un ‘milagro absoluto’”, agregó.

Su hermano dijo que aunque el camino de recuperación será difícil, saben que con la ayuda y esperanza de la familia, amigos y especialistas lo podrá lograr; asimismo lamentaron el fallecimiento de las otras tres personas que resultaron afectados, James y Donna Mueller, una pareja de jubilados y Brooks Lambertson, de 29 años.

“No podemos dejar de pensar en las otras familias que perdieron a sus seres queridos. Nos damos cuenta de lo cerca que estuvimos de perder a nuestra Amber y estamos orando por cada ser querido involucrado”, expresó Robert, el hermano de la joven.

Actualmente, sus dos amigas, Alison Dobner y Malena Murray, iniciaron una campaña de GoFundMe para costear los gastos médicos de la chica, viajes de traslado y cualquier necesidad de la familia.