Casi 1,000 estudiantes de una escuela de Virginia faltaron a clase por estar enfermos de gripe

Por extraño que parezca, el viernes de la semana pasada, el personal administrativo de la escuela Stafford Senior High School en Fredericksburg, Virginia, emitió un anunció en Facebook para dar a conocer que debido a un brote de gripe que presentaban 950 estudiantes se había determinado suspender las actividades por lo menos hasta este lunes, cuando de nueva cuenta se evaluarán las condiciones de salud en que se encuentra la mitad de la población estudiantil.

“Debido a la gran cantidad de enfermedades de estudiantes y personal reportadas esta semana, todas las actividades y deportes de Stafford High School programados hasta el domingo 23 de octubre se cancelan.
Volveremos a evaluar las condiciones el lunes y le proporcionaremos más información”, indica la publicación.

Y es que el virus de gripe sólo ha respetado a 1,059 alumnos de la institución señalada y por dicha razón lo mejor es no mezclarlos con los estudiantes enfermos.

Mientras tanto, los funcionarios estatales de salud investigan porqué el virus de la gripe se extendió tan rápido entre la comunidad estudiantil, esto con el objetivo de que no se repita el brote en otros planteles.

Mientras tanto, desde los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades no se ha dejado de recomendarle a la población evitar saltarse la vacuna contra la gripe durante el otoño y de ser posible continuar utilizando mascarillas respiratorias en espacios cerrados o bien donde se concentren grandes cantidades de personas, pues dicha medida evitó que surgieran más contagios de COVID durante la fase más crítica de la pandemia.

La preocupación ahora radica en que ni siquiera ha llegado el invierno y en estados como Washington ya comenzaron a elevarse los casos de niños y adultos mayores afectados por un virus que causa infección en el tracto respiratorio, el cual suele confundirse con un simple resfriado.