Kindergarten pronto podría ser obligatorio para los niños de California

California está un paso de exigir que los niños asistan obligatoriamente al jardín de infantes, un requisito que aplicaría después de que muchos de los estudiantes más jóvenes del estado se saltaran el grado durante la pandemia de Covid 19 y aumentaran las preocupaciones sobre la brecha de aprendizaje.

El proyecto de ley aprobado por el senado estatal el lunes por la noche pasará al escritorio del gobernador y, si se firma, obligará a que los niños completen un año de jardín de infantes antes de ingresar al primer grado, a partir del año escolar 2024-25.

Como la mayoría de los estados, California no exige cursar el kindergarten como parte de sus leyes de educación obligatoria.

Los niños de California que tienen 5 años son elegibles para el jardín de infantes, pero la ley no les exige que asistan a la escuela hasta que tengan 6 años.

Bajo la ley SB 70 presentada por la senadora demócrata Susan Rubio, California se uniría a 19 estados donde el kindergarten no es una opción sino un requisito.

El proyecto de ley especifica que otros programas de educación temprana, como el jardín de infancia de transición, que atiende a niños de 4 años, no cuentan para el requisito.

Según el proyecto de ley, los estudiantes pueden optar por asistir a un jardín de infantes público o privado.

“Esto asegura que los niños reciban instrucción crítica en sus primeros años de aprendizaje y estén debidamente preparados”, dijo Rubio, ex maestra de escuela pública, en el pleno del senado el lunes.

“Para los estudiantes que no han estado inscritos en el jardín de infantes, a menudo los maestros y los padres pasan demasiado tiempo tratando de enseñar habilidades fundamentales y sus compañeros ya están adelantados y dominan esas habilidades”.

Aunque el jardín de infantes ya cuenta con una buena asistencia, alrededor del 95% de los estudiantes elegibles se inscribieron antes de la Covid 19, según el Departamento de Educación de California, los proponentes del proyecto de ley dijeron que permitir que el grado sea opcional engaña a los padres sobre sus beneficios.

Los defensores de la educación temprana señalan investigaciones que muestran que el jardín de infantes ayuda a formar habilidades sociales y académicas que son clave para el desarrollo de por vida y aquellos que no lo hacen podrían quedar rezagados con respecto a sus compañeros.

El Distrito Escolar Unificado de Los Ángeles es patrocinador del proyecto de ley y el superintendente Alberto Carvalho dijo que los estudiantes más jóvenes del distrito han estado entre los más difíciles de inscribir después de la pandemia.

“Obligar un año completo de kínder garantiza que los estudiantes reciban experiencias de aprendizaje académicas, sociales y de desarrollo de alta calidad”, señaló Carvalho.

Las escuelas de California han visto caídas inusuales en la inscripción, y el jardín de infantes representa una gran parte de la disminución.

La inscripción en jardín de infantes disminuyó en 61,000 estudiantes en 2020-21, según datos estatales.

Si bien esos datos están distorsionados por la pandemia, ya que los padres optaron por no participar durante un año tumultuoso de aprendizaje a distancia debido a los brotes de virus, los defensores del proyecto de ley dijeron que las familias pueden pensar que el jardín de infantes no es esencial porque es opcional.

La Red de Educación en el Hogar de California se opuso al proyecto de ley, calificándolo de mandato “innecesario” que limita las opciones.

“Esta nueva legislación exigiría que comenzaran en el jardín de infantes independientemente de su preparación y habilidades sociales; en otras palabras, exigiría 13 años de educación formal en lugar de 12”, dijo el grupo en una declaración de oposición.