Las «luces del terremoto» iluminaron de madrugada a México en nuevo sismo de magnitud 6.9

Durante la madrugada de este jueves, México volvió a sufrir otro sismo de gran fuerza en plena madrugada, el cual ocasionó que unas luces brillantes iluminaran el cielo del país.

Según el Servicio Sismológico Nacional de México (SSN), alrededor de la 1 de la mañana (hora de México) se sintió el fuerte temblor en la costa pacífica del país, el cual produjo unas luces poco comunes en los cielos.

Distintas imágenes compartidas y altamente viralizadas en redes sociales muestran como el cielo se iluminó de una manera similar a una aurora boreal justo en el lugar donde se registró la actividad tectónica.

Tal suceso fue impresionante para todos los habitantes, quienes al parecer están acostumbrándose a que en Septiembre de cada año haya sismos de gran fuerza como los hubo en 1985 y 2017, ambos con consecuencias fatales para el país.

Aun no se posee una explicación exacta de la comunidad científica, pero el Servicio Geológico de EE.UU (USGS), dice que esos fenómenos en los que se incluyen relámpagos, bolas de luz, serpentinas y resplandores constantes que se asocian comúnmente con temblores tienen como base los fenómenos físicos en las inmediaciones de la falla de un gran sismo.

A estos les llaman “Luces Sísmicas” o “Luces de Terremoto”, y aseguran que se producen cuando la carga eléctrica de cierto tipo de rocas se activa durante las distintas actividades sísmicas.

Un ejemplo de ellas es las rocas de basalto y gabro, la cual tienes defectos en sus cristales y liberan cargas eléctricas en el aire por la tensión acumulada entre ellas cuando friccionan durante un sismo.

La carga emitida se dirige hacia arriba sin obstáculos debido a la ruptura geológica abrupta que tiene un carácter vertical, al alcanzar la superficie de la tierra, interactúan con la atmosfera y comienzan a aparecer las luces.

Dichas luces han sido documentadas de los años 1600 según la Asociación Sismológica de EE.UU, ya que en terremotos como en el de San Francisco de 1906 se evidenció un evento similar días antes igual que en Canadá con el devastador terremoto de 1988.