Masacres en México: Baja California encabeza la lista de estados con más casos

Violencia no es solo una palabra que cada día resuena en México, también es una acción que se repica de norte a sur en dicho país, llevándose a cabo en distintas formas, una de ellas son las masacres, que se han vuelto una constante en varios estados, siendo Baja California el que encabeza la lista con este delito.

De acuerdo al semanario Zeta, durante 2022 se registraron en el país 170 masacres con la muerte de por lo menos tres personas en cada uno de los eventos, sumando con ello 847 víctimas fatales.

Del total de masacres cometidas en México, 38 se cometieron en Baja California, quedando a la cabeza de los estados donde se cometieron multihomicidios, muy por encima de Jalisco, Guanajuato, Zacatecas y Michoacán, donde también hubo gran cantidad de asesinatos.

Pese a que las masacres ocuparon los titulares de las noticias, en el año que recién concluyó mostraron una tendencia a la baja, pues en 2021 se registraron más de 326 eventos, con saldo de 1,407 muertos.

Las armas de fuego, un problema denunciado incluso en cortes estadounidenses por el Gobierno de México, fueron el método más usado para cometer las masacres, ya que de las 170 realizadas en 2022, 145 se realizaron con pistolas u otras armas de alto calibre.

Asimismo, los lugares donde acontecieron estos homicidios múltiples fueron principalmente en calles y avenidas, con 47 eventos; 39 en casas habitación; 24 en carreteras, brechas o caminos vecinales; 20 en predios, baldíos, o despoblado; 13 en bares, restaurantes o salones de fiestas; seis en plazas públicas, mercados, parques o centros comerciales; seis veces en negocios diversos; cuatro en sitios de apuestas o juegos; tres en reclusorios; tres en talleres, y cinco en otros puntos como instalación militar, centro de rehabilitación, parroquia y escuela.

Violencia en Baja California

Como en otros estados de México, en Baja California el narcoterrorismo se hace presente constantemente, siendo Tijuana la ciudad más afectada por estos hechos, aunque el resto del territorio no se ha librado de actos violentos.

Bloqueos, quema de vehículos, balaceras y otras cosas es lo que los habitantes enfrentan a menudo, provocando que cuando la situación se agudiza, las actividades se paralicen, incluyendo al transporte público, lo que afecta a millones de personas.

Sobre la ola de violencia, la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana reconoció que, durante los últimos días de diciembre y los primeros de enero, hubo un repunte en los homicidios dolosos en la entidad.