Misión espacial Chang’E 5 descubrió un nuevo tipo de combustible en la Luna

La carrera por volver a poner al hombre en la Luna podría haberse acelerado luego de que China anunció el descubrimiento de un nuevo mineral nunca antes visto por los científicos y que representa el sexto compuesto descubierto por la humanidad.

El anuncio fue realizado por la Administración Espacial Nacional de China, en conjunto con la Autoridad de Energía Atómica de China durante la última semana. De acuerdo con los científicos asiáticos, el nuevo material denominado como “Cambiita”, es una especie de cristal columnar transparente e incoloro.

Los científicos explicaron que el descubrimiento del material fue posible gracias a unas pruebas a partículas de basalto lunar llevado a cabo por investigadores del Instituto de Geología del Uranio de Pekín

Tras analizar la muestra de 1.73 gramos los expertos descubrieron que se trataba de un nuevo material nunca antes visto. La muestra estudiada formaba parte del material traído a la Tierra por la misión Chang’E 5 lanzada en el año 2020 y que representaron las primeras rocas lunares en llegar al planeta en más de 40 años.

La investigación de la misión espacial china también arrojó luz acerca de las concentraciones de helio-3,  un isótopo considerado como un prometedor combustible que incluso podría ser empleado para lograr alcanzar la fusión nuclear y por tanto producir grandes cantidades de energía.

Una de las principales ventajas del helio-3 radica en el hecho de que al momento de utilizarlo para lograr la fusión, no produce desechos que sean radioactivos, tal y como sucede con los compuestos que se utilizan actualmente para producir energía. Esto significa que es mucho más limpio en comparación con las alternativas que se encuentran en operando en la actualidad.

No obstante, el principal problema de utilizar este material es que los depósitos más importantes de él se encuentran en la Luna, ya que en la Tierra es sumamente escaso y difícil de hallar. Actualmente el único mecanismo de producción de helio- es mediante la descomposición del tritio empleado en las ojivas nucleares. Sin embargo, debido a lo complejo del proceso, solamente es posible producir unos 15 kilogramos al año.