Primer caso pediátrico confirmado en Florida de viruela del mono

El Departamento de Salud de Florida confirmó que un niño de 4 años en condado de Martin, Florida dio positivo por viruela del mono, lo que lo convierte en el primer caso pediátrico en el estado desde que se registró el rebrote en junio.

El número de casos de viruela del simio en Florida sigue aumentando y aunque el departamento de salud dice que la amenaza para la población en general sigue siendo baja, algunos médicos locales dicen que la falta de pruebas y vacunas está empeorando el brote.

A la fecha, hay registrados al menos otros seis casos pediátricos de viruela del simio en los Estados Unidos incluso en California, Indiana, Maine y Washington DC.

“Este crecimiento exponencial continúa y continuará mientras tengamos escasez de suministros para pruebas y vacunas”, dijo el Dr. Aftab Khan, especialista local en medicina interna.

Disponibilidad de vacunas de la viruela del mono

La especialista en viruela del mono de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Rosamund Lewis, advirtió este miércoles en rueda de prensa de que la vacuna contra esta enfermedad “no es la panacea” y que “no va a resolverlo todo”.

“No tenemos información sobre la eficiencia o eficacia de la vacuna. Tenemos unos pocos estudios de los años 80, cuando ya se decía que las vacunas de la varicela podían proteger hasta en un 80 por ciento de la viruela del mono. Pero esto es toda la información que tenemos”, aseguró.

El Centro en Orlando dijo que ofrecerá vacunas solo con cita previa en su ubicación en 1200 Hillcrest St. Suite 10g2 este sábado de 10 am a 2 pm.

Por su parte, el director general del organismo sanitario de las Naciones Unidas, Tedros Adhanom Ghebreyesus, lamenta que, por el momento, los suministros de vacunas y los datos sobre su eficacia son “limitados”, si bien ha reconocido que están comenzando a recibir datos de algunos países.

Si bien los casos en niños pequeños representan un porcentaje muy pequeño de los casos generales, los médicos y pediatras dicen que los padres aún deben tener cuidado pues la forma más común en que un niño puede contraer la enfermedad es si alguien más en su hogar da positivo.

“Puede ser mucho más grave en los niños. Pueden terminar con infecciones más graves. Pueden terminar con neumonía. Pueden terminar con encefalitis. Además, se puede transmitir de la madre al feto”, dijo el pediatra Dr. Mateo Seibel