Pareja de Alaska descubre un hueso de Mamut que piensan vender para comprarse una casa

Mientras caminaba sobre la playa de Elim, en Nome, Alaska, después de una tormenta, una pareja descubrió un hueso de mamut gigante enterrado en la arena, el cual espera vender en miles de dólares.

La pieza ósea fue encontrada después de que una tormenta de enormes dimensiones que se formó en el Océano Pacífico y azotó el estado. Sin embargo, la fuerza de los vientos sacó a flote varias formaciones antes ocultas por la naturaleza.

Joseph y Andrea Nassuk, quienes han estado casados durante cuatro años quedaron impresionados al constatar que su descubrimiento mide casi la altura de uno de sus hijos.

Al respecto, durante una entrevista concedida a KTUU-TV, la estación de televisión afiliada a la NBC en Anchorage, Alaska, la mujer describió la emoción que le produjo encontrar el enorme hueso.

“Mientras lo levantaba del barro, pensé: ‘Es un poco pesado’. Así que seguí sacándolo y le dije a mi esposo: ‘¡Encontré un hueso enorme!’”,

Posteriormente, Joseph se emocionó al tener en sus manos la pieza encontrada por su mujer.

El hueso gigantesco pesa 62 libras. Sin embargo, a medida que continúe secándose, se volverá más claro. Mide 46 pulgadas de largo y en la parte más ancha mide 34,5 pulgadas”, indicó el feliz esposo.

Ahora, el objetivo de la pareja es vender la pieza y usar el dinero obtenido para construir una pequeña casa donde puedan vivir junto a sus cuatro hijos y a su perro River.

Aunque esta fue la primera vez que Andrea buscó huesos con su esposo, también encontraron vértebras, partes del cráneo e incluso un colmillo de mamut azul de siete pies.

Los Nassuk esperan que al menos dos de las piezas encontradas vayan a parar a un museo o bien a una universidad donde puedan ser exhibidas.

En este sentido, esperan obtener entre $8,000 y $10,000 dólares por el enorme regalo que la naturaleza les puso ante sus pies.

Con relación al colmillo azul, estiman comercializarlo por un monto que rondaría entre $20,000 y $ 70,000.

Frente a este panorama, es probable que deban salir a desenterrar más huesos prehistóricos, pues ese dinero tan sólo les alcanzaría para adquirir un poco del material para comenzar a construir una vivienda.