5 beneficios de ir al gimnasio que no sabías

Llevar una vida saludable requiere de esfuerzo y constancia. A pesar de eso, vale la pena. El entrenamiento físico te permite gozar de una mejor figura, refuerza tu autoestima, pero al mismo tiempo contribuye a que goces de resistencia, lo que se traduce en una mejor calidad de vida.

Pues bien, los mejores lugares para entrenar y ponerte en forma son los gimnasios. Este tipo de instalaciones cuentan con equipamientos modernos e instructores que te ayudarán a lograr una vida fitness. En esta entrada, revelaremos las razones por las que debes ir al gimnasio.

1. CALMA LA ANSIEDAD

El ejercicio físico mejora el estado de ánimo. Según ciertos estudios médicos, los pacientes con trastornos de ansiedad e incluso con ataques de pánico mejoran significativamente si hacen ejercicio al menos 30 minutos al día. En tal sentido, se recomienda ampliamente acudir a centros de entrenamientos profesionales como el gimnasio. Este tipo de lugares ofrece compañerismo, lo que contribuye a ser regular con las prácticas deportivas.

2. TE DA ENERGÍA

Contrario a lo que se pueda pensar, hacer ejercicio físico no te deja agotado, más bien te aporta energía. Desde luego, al principio puedes sentir algo de cansancio; especialmente cuando llevas una vida muy sedentaria, no obstante, el entrenamiento mejora el sistema cardiovascular e incide en el metabolismo energético. Así que, entrenar en las mañanas es una excelente forma de empezar el día con más energía.

3. COMBATE EL INSOMNIO

¿Te cuesta conciliar el sueño? El insomnio puede alterar la calidad de vida de los pacientes. Sin embargo, el ejercicio físico excita la secreción de beta endorfinas, lo que causa placer al entrenar. Al mismo tiempo, sube los niveles de melatonina; la hormona del sueño.

Claro, los expertos recomiendan hacer ejercicio en cualquier momento del día, no obstante, advierten que no debe realizarse entrenamiento justo antes de acostarse. En este sentido, si vas a entrenar en la noche, debe ser al menos 2 a 3 horas antes de ir a la cama.

4. MEJOR DESEMPEÑO SEXUAL

Ir al gimnasio no solo te ayuda a mejorar el aspecto físico, aumentando el deseo y la atracción en pareja, sino que además, incide en el desempeño sexual, así lo indica el Médico Ginecobstetra y Sexólogo clínico Alejandro Diaz.

Algunas enfermedades crónicas pueden alterar el flujo sanguíneo en el pene, tales como la obesidad e hipertensión, las cuales pueden causar disfunción eréctil. En el caso de la mujer, padecer patologías crónicas puede disminuir la libido. Esto afecta el desempeño sexual. En cambio, la práctica deportiva previene estas patologías.

Claro, los expertos señalan que hay que tener equilibrio, pues el exceso deportivo puede disminuir la testosterona.

5. TE AYUDA A HACER SOCIABLE

Hacer deporte es divertido. Ir a lugares de entrenamiento te permite conocer a personas con tus mismos intereses, lo que contribuye a hacer nuevos amigos.

Aunque en los gimnasios hay muchas máquinas para ejercitarte, también puedes entrenar al aire libre, por ejemplo, manejar bicicleta, hacer senderismo e incluso practicar un deporte como el voleibol o el fútbol te ayuda a sentirte bien contigo mismo y forjar nuevas amistades.