Autoridades de California piden a residentes prepararse para la que puede ser la ola de calor más peligrosa del año

Los residentes del sur de California padecieron este miércoles del inicio de una ola de calor prolongada que se espera dure al menos hasta el Labor Day, con registros de altas temperaturas, una Alerta Flex del proveedor de electricidad para conservar energía y advertencias para que los residentes vigilen su salud.

El gobernador Gavin Newsom y otros funcionarios advirtieron que podría ser la ola de calor más intensa y peligrosa del año para los californianos.

Cal ISO, operador de la red eléctrica del estado, emitió este miércoles una Alerta Flex para instar a los residentes a reducir su consumo de energía de las 4:00 p.m. a las 10 p.m. Posteriormente, se emitió una alerta similar para la tarde de este jueves.

Se podrían esperar más Alertas Flex durante este fin de semana festivo ya que Cal ISO, que supervisa la red eléctrica del estado, busca equilibrar la demanda de electricidad del estado con su suministro.

Junto con la Alerta Flex, Newsom emitió una orden ejecutiva que le daría al estado “flexibilidad” para las necesidades de suministro y la diversificación de las fuentes de energía.

El gobernador dijo que la orden, por ejemplo, permitiría a los barcos en varios puertos costeros mantener sus motores en funcionamiento mientras están atracados en lugar de utilizar la electricidad del puerto para disminuir la demanda en la red. La orden también permitiría el uso de generadores de respaldo y permitiría que las centrales eléctricas generen energía adicional. Se puso en marcha una orden ejecutiva similar durante una ola de calor del verano del año pasado.

En algunas ciudades se tuvieron récords diarios de altas temperaturas, como Anaheim, Woodland Hills y Burbank. El máximo de Anaheim de 106 grados fue cuatro grados más alto que el récord anterior, y también marcó la temperatura más alta jamás registrada en agosto para la ciudad.

Woodland Hills y Burbank alcanzaron un máximo de 112 grados, rompiendo récords diarios para ambas ciudades.

Se espera que las temperaturas en el sur de California sean de 10 a 18 grados más altas de lo normal hasta el 6 de septiembre, dijo el Servicio Meteorológico Nacional (NWS).

La ciudad de Los Ángeles no se salva de esta tremenda ola de calor. Se pronostican temperaturas máximas de entre 102 y 112 grados para los próximos días.

En el Condado de Orange, este jueves se espera que las ciudades del interior alcancen registros de entre 90 y 100 grados. Para el domingo y lunes se pronostican temperaturas máximas de 100 a 104 grados en áreas del interior y de entre 80 y 90 grados en las ciudades de playa.

En Inland Empire, los termómetros se pueden disparar por encima de los 100 grados, alcanzando este jueves entre los 104 y 112 grados en algunas áreas.

El calor excesivo puede permanecer hasta el martes 6 de septiembre, antes de un enfriamiento gradual a finales de la próxima semana.

Se pidió al proveedor de energía evitar el mantenimiento programado durante las horas pico para que todas las líneas de transmisión estuvieran en servicio.

Se prevé que la carga máxima de electricidad supere el lunes los 48,000 megavatios (MW), la más alta en el año. En 2021, la carga máxima alcanzó los 43,982 MW, según datos de Cal ISO.