Biden se dirige a Europa en busca de nuevas sanciones contra Rusia y ayuda para Ucrania

La OTAN está celebrando una cumbre de emergencia organizada apresuradamente sobre el asalto de Rusia contra Ucrania. Biden también visitará la UE, el G7 y visitará Polonia.

Con Europa enfrentando su futuro más precario desde la Segunda Guerra Mundial, el presidente Joe Biden se reunirá con aliados clave en Bruselas y Varsovia esta semana mientras los líderes intentan evitar que  la guerra de Rusia contra Ucrania convierta en una catástrofe aún mayor.

Biden se embarcó el miércoles en un viaje de cuatro días que pondrá a prueba su capacidad para sortear la  peor crisis del continente desde  que termino la Segunda Guerra Mundial . Hay temores de que Rusia pueda usar armas químicas o  nucleares ya que su invasión se empantana ante los problemas logísticos y la feroz  resistencia ucraniana .

“Creo que es una amenaza real”, dijo Biden sobre la posibilidad de que Rusia despliegue armas químicas. Habló durante un breve intercambio con los periodistas en la Casa Blanca antes de partir hacia Bruselas.

Los desafíos humanitarios también están creciendo. Millones de refugiados han huido de los combates, en su mayoría cruzando la frontera con Polonia, y la guerra ha puesto en peligro las cosechas de trigo y sebada en Ucrania , aumentando la posibilidad de que aumente el hambre en las zonas empobrecidas de todo el mundo.

ake Sullivan, asesor de seguridad nacional de Biden, dijo que el presidente coordinaría con los aliados la asistencia militar para Ucrania y las nuevas sanciones a Rusia.

Una nueva opción de sanciones que Biden está considerando es apuntar a cientos de miembros de la Duma estatal rusa, la cámara baja del parlamento, según un funcionario estadounidense que habló bajo condición de anonimato para discutir la medida antes de cualquier anuncio. El funcionario agregó que no se ha tomado una decisión final y que las nuevas sanciones se implementarán en coordinación con los aliados occidentales.

Sullivan agregó que Biden está trabajando en esfuerzos a largo plazo para impulsar las defensas en Europa del Este, donde más países temen la agresión rusa. El presidente también tiene como objetivo reducir la dependencia del continente de la energía rusa.

“Esta guerra no terminará fácil ni rápidamente”, dijo Sullivan a los periodistas en una sesión informativa en la Casa Blanca el martes. “Durante los últimos meses, Occidente ha estado unido. El presidente viaja a Europa para asegurarse de que permanezcamos unidos”.

Sullivan dijo que las referencias de Vladimir Putin a las armas nucleares al comienzo del conflicto son “algo por lo que debemos preocuparnos”, y agregó que Biden estaría hablando con aliados sobre “respuestas potenciales” si el líder ruso da ese paso.