Dos familias estadounidenses demandan a Amazon por vender el químico utilizado por sus hijos para suicidarse

El gigante del comercio electrónico Amazon fue demandado por las familias de dos adolescentes quienes le acusan de vender el nitrato de sodio usado por sus hijos para quitarse la vida.

De acuerdo con el periódico Daily mail, Kristine Jonsson, de 16 años, y quien era residente de Hilliard, Ohio, se suicidó el 30 de septiembre de 2020; mientras que Ethan McCarthy, de 17 años, originario de Milton, West Virginia, puso fin a su existencia el 7 de enero de 2021.

En ambos casos, los chicos usaron nitrito de sodio de la marca Loudwolf, un químico empleado para conservar alimentos, el cual adquirieron mediante Amazon.

Las familias de los adolescentes muertos argumentan que, aunque el gigante del comercio minorista vende cientos de tipos de nitrato de sodio por tan solo 24 centavos la onza, el que produce Loudwolf es particularmente fuerte, con una concentración de pureza del 99%, lo cual en manos inadecuadas lo hace altamente peligroso.

Una vez que los suicidios de Kristine e Ethan salieron a la luz señalando a la compañía responsable de venderles el químico, la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) les ordenó a los directivos de Amazon retirarlo de la lista de productos que oferta.

Y es que también se descubrió que, en algunos foros de chat, varios jóvenes recomendaban al nitrato de sodio como un facilitador para quitarse la vida.

Bajo este planteamiento, la familia de Kristine Jonsson y de Ethan McCarthy, quienes no se conocían, optaron por asesorarse con una firma de abogados para demandar a Amazon, pues argumentan que la compañía debió haber estado al tanto de la propaganda que le estaban dando al químico varios jóvenes con tendencias suicidas y en ese caso debió dejar de comercializarlo.

Al respecto, un portavoz de Amazon contactó al DailyMail.com para reiterar que cuando llegaron a comercializar nitrato de sodio se indicaba que no era apto para consumo humano.

“El nitrito de sodio no está destinado al consumo y, desafortunadamente, como muchos productos, puede ser mal utilizado”, aseveró.

En la demanda de las familias se expone que incluso eBay prohibió la venta de nitrito de sodio después de enterarse de que podría usarse para suicidarse, algo que Amazon pasó por alto.

“Por el contrario, al recibir la notificación de que el nitrito de sodio que estaba vendiendo y entregando estaba matando a los niños, Amazon tomó la decisión informada, siguiendo el consejo de sus abogados, de continuar vendiendo una sustancia que saben que se vende una y otra vez por suicidio’, señala la demanda.

Cabe señalar que Amazon también ha sido demandado en el estado de Washington por la misma firma de abogados, en nombre de las familias de Mikael Scott, de 27 años, y de Tyler Muhleman, de 17 años, quienes también adquirieron al nitrato de sodio para suicidarse.