Dos policías mueren a tiros y un tercero gravemente herido tras emboscada en Connecticut

Dos policías de Connecticut murieron y otro resultó gravemente herido cuando les dispararon en Bristol el miércoles por la noche después de ser atraídos a una residencia por una llamada falsa de violencia doméstica, informaron las autoridades.

El sargento de policía de Brístol. Dustin Demonte, de 35 años, y el oficial Alex Hamzy, de 34, fueron emboscados cuando respondían a una residencia en Redstone Hill Road poco antes de las 11 p.m., dijo la policía estatal el jueves.

“Se hicieron disparos, hiriendo fatalmente a un oficial en la escena”, dijo la sargento de la policía estatal de Connecticut, Christine Jeltema.

Un segundo oficial fue declarado muerto en el hospital, mientras que otro, el oficial Alec Iurato, de 26 años, resultó gravemente herido.

Los oficiales habían estado respondiendo a un incidente doméstico falso entre dos hermanos, dijo la policía a la estación de noticias WFSB.

Cuando llegaron a la escena, el sospechoso masculino estaba esperando afuera y los emboscó, dijeron las autoridades.

El sospechoso, cuyo nombre no fue revelado, y su hermano también recibieron disparos, dijo Jeltema.

El sospechoso fue declarado muerto en la escena, mientras que el hermano fue trasladado a un hospital del área. Se desconoce su estado.

“Las palabras no pueden expresar la tristeza y el dolor que me trae ante ustedes esta mañana”, dijo a los periodistas el jefe de policía de Bristol, Brian Gould, quien lamentó la pérdida de “dos policías excepcionales” por “violencia sin sentido”.

Demonte, en particular, fue co-receptor de Oficial del Año en 2019. Deja atrás a su esposa Laura, quien está embarazada, y dos hijos.

Hamzy nació en Bristol y se graduó de la escuela secundaria Bristol Eastern en 2006. Le sobreviven su esposa, Katie, sus padres y dos hermanas.

El jefe de policía dijo que Iurato permanece en recuperación luego de una cirugía por una herida de bala grave.

“(El Departamento de Policía de Bristol) tiene el privilegio y el honor de servir en primera línea protegiendo a la comunidad. Eso es lo que hicieron estos héroes anoche”, dijo Gould.

“Necesitamos su apoyo, necesitamos sus pensamientos, necesitamos sus oraciones”.

El alcalde de Bristol, Jeff Caggiano, también habló brevemente y dijo que los corazones de la ciudad “están rotos” por los “oficiales héroes”.

La sargento Jeltema contuvo las lágrimas al final de la conferencia de prensa y pidió al público que “tenga paciencia” durante la investigación “muy compleja”.