Fabricante del explosivo del ataque terrorista que hizo estallar avión en Lockerbie queda bajo custodia de EE.UU.

El hombre acusado de fabricar la bomba que hizo estallar el vuelo 103 de Pan Am sobre Lockerbie en Escocia en 1988 está bajo custodia en Estados Unidos, dicen los fiscales escoceses.

La bomba a bordo del Boeing 747 en ruta a los Estados Unidos mató a las 259 personas a bordo y 11 en tierra, el ataque terrorista más mortífero de la historia en Gran Bretaña.

Estados Unidos presentó cargos contra Abu Agila Masud hace dos años, alegando que ese individuo desempeñó un papel clave en la explosión ocurrida el 21 de diciembre de 1988.

Ahora, el hombre fue detenido dos años después de que Estados Unidos anunciara cargos en su contra, dijo el domingo la Oficina de la Corona y el Servicio Fiscal del Procurador de Escocia (COPFS, por sus siglas en inglés).

Un portavoz del Ministerio de Justicia estadounidense apuntó a los medios, sin precisar fecha, que está previsto que Masud comparezca ante un Tribunal de Distrito del Distrito de Columbia por los dos cargos criminales en su contra relacionados con la explosión.

El exagente de los servicios secretos libios, Abdelbaset al-Megrahi ya fue declarado culpable de asesinato en masa en 2001.

Aunque Masud es el tercer funcionario de inteligencia libio acusado en Estados Unidos en relación con el ataque, sería el primero en comparecer ante un tribunal estadounidense para ser procesado.

En 2001, al-Megrahi fue condenado por hacer estallar el avión después de ser juzgado en un tribunal escocés especialmente convocado en los Países Bajos.

Fue el único hombre condenado por el ataque y fue encarcelado de por vida en 2001. Más tarde fue puesto en libertad porque sufría de cáncer y murió en 2012.