FDA limita el uso de la vacuna COVID-19 de Johnson & Johnson por riesgo de coágulos sanguíneos

Los reguladores de Estados Unidos limitaron estrictamente quién puede recibir la vacuna COVID-19 de Johnson & Johnson debido al riesgo continuo de coágulos de sangre raros pero graves.

La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) informo que la inyección solo debe administrarse a adultos mayores de 18 años que no pueden recibir una vacuna diferente o que soliciten específicamente la vacuna de J&J. Las autoridades de EE.UU. durante meses han recomendado que los estadounidenses que comienzan sus vacunas COVID-19 usen las inyecciones de Pfizer o Moderna en su lugar.

Los funcionarios de la FDA dijeron en un comunicado que decidieron restringir la vacuna de J&J después de analizar de nuevo los datos sobre el riesgo de coágulos sanguíneos potencialmente mortales dentro de las dos semanas posteriores a la vacunación.

El cambio se debe al riesgo de desarrollo de un tipo de coágulos raros y peligrosos, denominados trombosis con síndrome de trombocitopenia (TTS, por sus siglas en inglés), tras la administración de la vacuna.

“Hemos estado siguiendo de cerca la vacuna y la aparición de TTS tras su inoculación y utilizado la información actualizada de nuestros servicios de seguridad para revisar la autorización de emergencia”, afirmó el doctor Peter Marks, director del centro Evaluación e Investigación Biológica de la FDA.

La FDA destacó, no obstante, la rareza de esta peligrosa condición, con 3.23 casos de por cada millón de dosis de la vacuna administradas y nueve fallecimientos confirmados.

Estados Unidos es el país más golpeado por la pandemia de COVID-19, con cerca de millón de fallecidos y cuenta con el 66% de la población vacunada con la pauta completa.

Pfizer y Moderna han proporcionado la gran mayoría de las vacunas COVID-19 en Estados Unidos. Más de 200 millones de estadounidenses han sido vacunados completamente con las inyecciones de dos dosis de las compañías, mientras que menos de 17 millones de estadounidenses recibieron la vacuna de una sola dosis de J&J.