Imagen satelital muestra cómo nació una isla a raíz de una erupción volcánica submarina

Un volcán bajo el agua entró en erupción con suficiente lava y sedimentos para producir una nueva isla.

Pasaron solo 11 horas desde la erupción hasta la formación de la isla, pero es poco probable que la masa de tierra perdure.

El 14 de septiembre, el Observatorio de la Tierra de la NASA tomó la impresionante imagen de la isla en crecimiento y sus columnas de humo utilizando el satélite de imágenes de alta resolución Landsat 9.

Los servicios geológicos de Tonga evaluaron que la isla tenía aproximadamente un acre de ancho con una elevación de aproximadamente 33 pies.

Solo nueve días después, la isla había crecido hasta tener 8.6 acres de ancho y sobresalía 50 pies sobre el nivel del mar.

Se aconsejó a todo transporte marino que se mantuviera alejado al menos a cuatro kilómetros del sitio volcánico Home Reef hasta nuevo aviso.

El lecho marino en la región suroeste del Océano Pacífico está salpicado de volcanes submarinos.

También es el punto en el que convergen tres placas tectónicas, lo que lo convierte en un punto de acceso para la actividad volcánica.

El monte submarino Home Reef produjo islas en otras cuatro ocasiones, la más reciente en 2006.

Un estudio publicado en Nature explica que las islas formadas por volcanes submarinos a menudo tienen una vida útil corta porque son erosionadas por el océano.

No está claro cuánto tardará esta nueva isla en disolverse.

Afortunadamente, las imágenes satelitales nos brindan una vista clara de su majestuosidad, por lo que la historia nunca lo olvidará.