Soldado de EE.UU. muere atacado por un oso durante ejercicio de entrenamiento en Alaska

Un soldado del ejército de Estados Unidos murió tras ser atacado por un oso en Alaska.

El oficial fue atacado por el oso durante un ejercicio de entrenamiento en la Base Conjunta Elmendorf-Richardson en Anchorage el 10 de mayo.

Estaban entrenando con un pequeño grupo en el momento del ataque.

La víctima no ha sido identificada, ya que los funcionarios deben comunicarse primero con los familiares del soldado.

Las autoridades dicen que el oso sigue suelto y está siendo perseguido por otros soldados, informó la cadena KTUU.

La especie del oso sigue siendo desconocida.

Alrededor de 100,000 osos negros viven en Alaska y el estado alberga al menos 40,000 osos pardos.

El ataque tuvo lugar en el Área 412 y dicha zona permanecerá cerrada al público.

Los funcionarios publicarán más información cuando esté disponible.

En octubre de 2021, un ciclista fue mordido por un oso de 500 libras mientras circulaba con su bicicleta en Cantwell.

Funcionarios del Departamento de Seguridad Pública de Alaska dijeron en un comunicado: “El oso hizo contacto y mordió la parte inferior de la pierna de la víctima, justo debajo de la rodilla”.

El ciclista portaba un arma, pero no abrió fuego contra el animal.

En julio pasado, Richard Jessee sobrevivió al ataque de un oso que ocurrió cerca de su cabaña.

Iba en su vehículo todo terreno cuando el oso se abalanzó.

Le dijo a Nome Nugget: “El oso salió de la nada. Hizo rodar mi bicicleta y el remolque como si fuera un auto de juguete.

“Estaba en estado de shock e hipotermia”.

Jessee logró refugiarse en su cabaña de troncos y colocó un trozo de madera en su techo que decía SOS.

Días después, fue rescatado por oficiales de la Guardia Costera. Se registraron al menos ocho ataques fatales causados por osos entre 2000 y 2017 en el estado.