Votantes nivelan las fuerzas entre demócratas y republicanos en elección positiva para Biden

El balance de las elecciones del 8 de noviembre no puede ser visto en blanco y negro, sino que deben tomarse en consideración diversos triunfos y derrotas tanto del Partido Demócrata como del Partido Republicano, ya que eso generó un nuevo “rompecabezas político” en Estados Unidos.

“Fue una elección histórica. Y fue un punto de inflexión para la Administración de [Joe] Biden y para los aspirantes de [Donald] Trump”, destacó el profesor Daniel Drache, profesor emérito en Ciencias Políticas de la Universidad de York, en Canadá. “Creo que hay un rompecabezas, pero en realidad está relacionado con el primer punto: Biden tiene solo un 40% de índices de aprobación. A pesar de esto, los demócratas obtuvieron uno de sus mejores resultados electorales de mitad de periodo”.

El Dr. Drache, quien es coautor del libro “Has populism won? The War on Liberal Democracy” (“¿Ha ganado el populismo? La guerra por la democracia liberal”), enfatizó la importancia de reconocer las derrotas de demócratas y republicanos en ciertas regiones.

Por ejemplo, en Nueva York, si bien la demócrata Kathy Hochul logró mantener la gobernación con 52.83% de los votos, el retador republicano Lee Zeldin –apoyado por Trump– se acercó seriamente al lograr 47.17% de votaciones.

En Florida, el gobernador Ron DeSantis fue reelecto y ganó Miami-Dade, una zona que era controlada principalmente por demócratas.

Sin embargo, en Texas, la republicana Mayra Flores se quedó corta ante el retador demócrata Vicente González, quien logró 52.71% de los votos.

“Creo que hay un realineamiento que está ocurriendo en los Estados Unidos”, dijo Drache. “En primer lugar, los republicanos están hambrientos y agresivos, y su capacidad para ganar elecciones y juntar cientos de miles de millones de dólares…los republicanos son muy, muy poderosos y no deben subestimarse”.

Positivo para Biden… pero

El Dr. Drache consideró que, en términos generales, el balance es positivo para el presidente Biden, tomando en cuenta el escenario económico.

“No hay nada cerca de una marea roja que se estrelle sobre los votantes y candidatos”, acotó. “El Senado está bastante parecido a lo que era antes de las elecciones. Entonces ese es un rompecabezas muy grande que sugiere que las políticas de Biden fueron mucho más efectivas”.

Indicó que el mensaje sobre las políticas públicas, las ayudas sociales, a través de la Ley de Reducción de la Inflación, parecieron tener un impacto positivo.

Hasta el momento, la Cámara de Representantes tenía 187 posiciones para demócratas contra 204 de los republicanos, pero 43 curules definirán las fuerzas reales entre ambos.

Los votantes de las minorías

Aunque todavía no hay cifras concretas sobre la votación por razas, etnias y sexo/género, así como otras variables, el Dr. Drache indica que pareciera que los votos de las minorías comienzan a pulverizarse, es decir, ya no es completamente demócrata.

“Algunos de los ganadores de estos resultados de esta noche pueden explicarse por el hecho de que las mujeres afroamericanas, hispanas, independientes ya votan, en mayor número de las que votaron anteriormente, por candidatos republicanos con estos puntos de vista tan extremos”, advirtió.

Agregó que los triunfos mínimos de dos o cuatro puntos porcentuales pueden tener gran impacto en las elecciones locales en cada estado.

“Así que creo que la idea de que los afroamericanos sean para siempre parte de la familia demócrata o su fan, creo que eso está mal”, alertó. “Creo que la gente está cambiando como lo está haciendo, por muchas razones diferentes, que realmente no entendemos, pero está cambiando”.

Grandes triunfos y contiendas clave

Como indica el Dr. Drache, el mapeo político en EE.UU. debe leerse con detalle tomando en consideración las regiones y el avance y retroceso de ambos partidos.

Tal es el caso en Ohio, donde el republicano y trumpista, J.D. Vance logró el triunfo y pasó al Senado con 53.3% ante el demócrata Tim Ryan.

Sin embargo, en Pennsylvania, el demócrata John Fetterman llegará al Senado con 50.5% de los votos contra el republicano y también trumpista Mehmet Oz, que obtuvo 47.1% de votación.

Como ocurrió en 2020, en Georgia se perfila una elección de desempate para el Senado, entre el demócrata Raphael Warnock y el republicano Herschel Walker, debido a que la diferencia entre ambos es de menos de un punto porcentual.

En Nevada, la senadora demócrata Catherine Cortez-Masto enfrenta complicaciones y podría perder ante el retado republicano Adam Laxalt. Tienen menos de dos puntos porcentuales de diferencia.

En Arizona, el senador demócrata Mark Kelly tiene la oportunidad de mantener la posición ante el retador Blake Masters. Hay poco más de tres puntos porcentuales de diferencia.