Al alza los casos de COVID en Los Ángeles con más de 4,000 en un día

Se han reportado otros 4,025 casos nuevos de COVID-19 en día en el condado de Los Ángeles, el número más alto en un solo día desde mediados de febrero, y los funcionarios de salud dicen que esto muestra una alta transmisión continua del coronavirus.

El número de pacientes hospitalizados con COVID-positivo en el condado también aumentó, llegando a 298, frente a los 267 del día anterior. El número de esos pacientes tratados en cuidados intensivos fue de 33, frente a los 25 del jueves.

“Si no está completamente vacunado y reforzado, considere hacerlo ahora para maximizar la protección contra las variantes más infecciosas que circulan actualmente”, dijo la directora de salud pública del condado, Barbara Ferrer, en un comunicado.

Las autoridades de salud del condado de Los Ángeles recordaron en el comunicado que “hay cientos de sitios móviles y fijos que ofrecen pruebas y vacunas gratuitas en todo el condado, con cita previa o sin cita previa”.

Los nuevos casos informados el viernes elevaron el total acumulado del condado durante toda la pandemia a 2,907,721.

El viernes también se informaron seis muertes más relacionadas con el coronavirus, lo que elevó el número de muertes por COVID en el condado a 32,022.

La tasa diaria promedio de personas que dieron positivo por el virus fue del 2.8% hasta el viernes, frente al 2.6% del jueves.

Ferrer dijo el jueves que el promedio diario de casos nuevos registrados durante la semana pasada aumentó a más de 2,600, casi un 20% más que hace una semana.

La tasa de transmisión del condado también continúa aumentando, con una tasa diaria promedio de 26 por cada 100,000 residentes, frente a los 21 de hace una semana.

Más notablemente, la tasa acumulada de siete días alcanzó 176 por cada 100.000 habitantes.

Si ese número supera los 200 por cada 100,000 residentes, el condado de Los Ángeles pasará de la tasa de transmisión baja definida por los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC) a la tasa de transmisión moderada.

Esto podría conducir potencialmente a una reimposición de las reglas de salud pública, como el uso de mascarillas en interiores.