Dios es bueno siempre», Director cristiano Alex Kendrick glorificó a Dios al hablar por primera vez sobre batallas con un derrame cerebral y el cáncer

Kendrick, director de películas como “Cuarto de Guerra” y “Lifemark”, habló como logró vencer un derrame cerebral leve que le afectó algunas acciones cotidianas cuando estuvo hospitalizado, aun con todo lo sucedido reconoce que Dios ha sido bueno al permitirle seguir con vida.

Sobre el ACV que sufrió, se conoció que sucedió en marzo de este año, el cual le dejó hospitalizado y con las oraciones de su familia y cercanos, un detalle que no se conocía del actor.

Además, cuando logró recuperarse le fue diagnosticado un tipo de melanoma en la parte superior de su cabeza, lo que representa para él un año muy difícil a nivel de salud.

Los melanomas son un tipo de cáncer de piel.

“Tuve algunos problemas durante varias semanas y poco a poco los superé. Todavía hay algunas secuelas, pero no me detienen en absoluto”, expresó al contar por primera vez lo sucedido.

Los resultados  médicos determinaron que le era posible extirpar todo el cáncer, por lo que una vez más se mostró agradecido de superar una situación tan difícil.

“Estoy muy agradecido con el Señor por esto”, expresó.

“Pase lo que pase, Dios es bueno, siempre fiel y leal. Él merece nuestra alabanza y adoración. Seguiré trabajando y, mientras el Señor me lo permita, seguiré sirviendo y haciendo lo que Él me ha llamado a hacer”, añadió.

Además, este tiempo le sirvió a Kendrick para hacer un buen ejercicio de su fe y aprender varias lecciones espirituales.

“Es para ti y para mí honrar y caminar con Dios sin importar las circunstancias”, dijo Kendrick en una entrevista para Christian Headlines.

“Hay días en que nos sentimos muy bien y queremos alabar al Señor. Y hay días que no estamos muy bien, porque hay obstáculos delante de nosotros. Y hay días en que estamos muy mal. Aun así, debemos seguir adorando al Señor porque Él es Dios”, añadió.

“No solo adoramos en los días en que nos sentimos bendecidos. Adoramos a Dios por quién es Él y porque nos ama”, aseguró.

“Esta vida es corta. La eternidad es larga. Y la eternidad es perfecta. Allí nos sentiremos perfectos, estaremos con el Señor y con la mente de Cristo, en Su presencia. Por eso espero con ansias esos días”, continuó.

“A menudo, los obstáculos quieren detenernos, pero debemos recordar que es solo por un tiempo. En algún momento, lo que estoy viviendo pasará. Lo que importa es que tengo la eternidad por delante y un Dios fiel”, concluyó.

Kendrick ya se prepara junto a su hermano Stephen para comenzar grandes proyectos cargados de valores cristianos para este 2023.