«El Señor está contigo», Gobernador de Kentucky dice Josué 1:9 es la esperanza que les ayuda a recuperarse de las inundaciones

Andy Beshear, gobernador del estado de Kentucky, EE.UU, compartió unas palabras mientras hacía recorridos para evaluar la cantidad de daños en zonas del este del estado, y allí citó al libro de Josué para recalcar que la presencia de Dios está siempre con todos.

«En el libro de Josué, Dios dice: ‘Sé fuerte y valiente, no tengas miedo, no desmayes, porque el Señor Dios está contigo dondequiera que vayas’», dijo para señalar que es Dios quien les está ayudando a levantarse de las ruinas en este tiempo.

Casas y pueblos enteros fueron arrasados en toda la región de Apalaches en el estado, con unas 15 pulgadas de lluvia caídas durante cinco días alrededor de ocho condados más se inundaron completamente; como saldo fatal, unas 37 personas murieron, miles más quedaron sin hogar y unos 600 sobrevivientes fueron rescatados con operaciones especiales a través de helicópteros, pues muchos estaban en el techo de lo que quedaba de sus casas.

«Y mientras estaba en el sitio donde perdimos a esos cuatro niños, no queda nada de esa casa», explicó el gobernador.

«Pero todavía hay un pequeño columpio de plástico en la parte de atrás donde empujarían a uno o dos de esos niños, el mayor está en segundo grado. La tragedia simplemente golpea más a fondo», agregó.

Al respecto de esta tragedia, el presidente Biden dijo que ayudaría todo lo posible a Kentucky con un presupuesto que cubre el 100% de los gastos de 30 días de búsqueda de desaparecidos, remoción de escombros y rescates.

“Nos quedaremos, el gobierno federal, junto con el estado, el condado y la ciudad, nos quedaremos hasta que todos regresen a donde estaban”, dijo Biden.

Asimismo, Operación Bendición perteneciente a la cadena CBN fue uno de los primeros grupos en ayudar a los residentes con alimentos, remoción de escombros y brindando soporte a todo el personal de emergencia local; alrededor de 140.000 libras en suministros de ayuda fueron entregados por ellos con la colaboración de Home Depot.

«No importa cuán bajo puedas llegar, siempre hay esperanza, un camino hacia arriba y una salida. Si no podemos hacer nada más que servirles algo de comida, una comida y una botella de agua, pueden ver que nos preocupamos y que los amamos. Y para mí, de eso se trata», dijo Ben Bennett, Chef de producción de Operation Blessing.

Muchas familias han perdido la mayoría de sus pertenencias, las cuales han construido por años dentro del estado, y otros han resurgido de otras situaciones similares que ha destruido sus casas.

«La Operación Bendición nos ha ayudado mucho. Todo el trabajo que están haciendo y la amabilidad, fueron más allá de lo que hubiéramos esperado. Y estamos bendecidos de tenerlos aquí», dijo Lea Cantrell y su esposo Alves, quienes están recuperando todo lo posible de sus pertenencias siendo ésta la tercera vez que sobreviven a inundaciones dentro del estado.