Evangelista en Pakistán dice que ha visto a miles correr a Jesús, «Es la cosecha más grande que hayan visto»

Chris Mikkelson, evangelista que ha llegado a zonas alcanzadas afirmó que el cristianismo está experimentando una de los más poderosos avivamientos en los últimos años, específicamente en la población de Medio Oriente.

Actualmente en esa parte del mundo la fe cristiana es representada en un 2%, pero Mikkelson dice que las cruzadas en las que ha participado ha visto como más de un millón de personas se ha entregado a Cristo, recibiendo sanidades y presenciando milagros.

“Parece que fue ayer que mi esposa Amanda y yo comenzamos este ministerio por fe, con nada más que una palabra de Dios”, dijo Mikkelson, quien es aprendiz en el ministerio CfaN (Cristo para todas las naciones).

Hace poco el evangelista participó en una cruzada en Pakistán, específicamente la nº16, y allí ha puesto un gran esfuerzo para muchas personas sean libres en Cristo, se arrepientan de sus pecados y puedan conocer la salvación.

“Sobre Pakistán, ahí es donde Dios quería que fuera. Así es como Jesús llevó a cabo Su ministerio y también lo hizo el Apóstol Pablo. Siempre es mejor ser obediente al Señor y Él te dará grandes éxitos”, dijo a la revista Charisma News.

Desde la ciudad de Dijkot en Punjab, su más reciente cruzada llevó a más de 76.000 personas a Cristo en medio del calor que desprende un escenario como el desierto, ya que tanto él como todos los asistentes soportaron una temperatura de 47 °C y solo bajo 4 grados cuando eran casi las 10 de la noche.

Pero sin importar el calor u otras condiciones, las personas mostraron que realmente tienen hambre y sed por el mensaje de salvación.

“Hay tanta hambre en la gente. Realmente creo que estamos en medio de la cosecha más grande que este mundo jamás haya visto”, testificó el evangelista.

Para Charisma News, quienes tuvieron la exclusiva de hablar con Mikkelson, éste pudo liderar 30 cruzadas y dicen que más de 1.7 millones de personas aceptaron a Cristo en su corazón tras el arduo trabajo que el equipo de CfaN ha estado haciendo en el país.

El equipo ya se prepara para regresar en unos meses a Pakistán y realizar importantes cruzadas evangelísticas para que muchas más personas puedan conocer a Jesús, sabiendo que su viaje hasta allá siendo obedientes a Dios les traerá una gran bendición.

«Cuando somos obedientes a la dirección de Dios, Él usa nuestra vida y la convierte en un éxito, y Dios no puede fallar», finalizó.