Hijo de cantante cristiana se suicidó tras batallar con la depresión, ¿Realmente irá al cielo?

El pasado lunes se conoció en Brasil que el hijo de una cantante cristiana se quitó la vida, producto de sus luchas contra la depresión, ella misma confirmó la noticia en sus redes sociales expresando todo su dolor ante la pérdida de su primogénito.

Según la información brindada por Fuxico Gospel y Portal Do Trono, Bruno Henrique, hijo de la cantante cristiana oriunda de Brasil, Adriane Medeiros, se habría quitado la vida sin dar explicación o indicio alguno de su decisión; la noticia conmocionó a toda su familia, amigos y seguidores.

Henrique se desempeñaba como profesor de música, en donde enseñaba a tocar distintos instrumentos; con una foto de ambos, su madre confirmó la noticia.

“Te amaré por siempre mi primogénito, estoy aquí sin suelo”, escribió ella en Instagram.

La esposa de Bruno, Lari Lima, escribió en redes sociales lo siguiente: “Hoy perdí al amor de mi vida”; su suegro también le dedicó un mensaje en redes sociales, “Hoy estuvo triste, murií mi yerno Bruno Henrique, esposo de mi hija Larissa. Que Dios todopoderoso lo reciba con los brazos abiertos”, dijo Euripedes Godoi.

Un día después de su muerte, la cantante publicó un video en donde confirmó que su hijo sufría de depresión y que tiene la seguridad de que él ahora está con el Señor.

“Mi hijo está con Cristo, estoy absolutamente seguro. Ayer Dios habló mucho a mi corazón y lo único que puedo decir es ‘hasta pronto’. Mi vida fue una de muchas pérdidas, muchas luchas, pero en ningún momento morí, en ningún momento renuncié a mi fe. En ningún momento he abandonado el altar de mi Señor, y no será ahora que lo haga”, expresó.

“Sé que pronto estaré con él. Ayer pude ponerlo en mi regazo, pude oler a mi hijo y devolvérselo al Señor. Pude devolver a mi hijo y pude entregar a mi hijo a Dios”, agregó.

Según su madre, Bruno era “un levita” porque nunca se apartaba de la presencia de Dios, y que a pesar de su depresión, su familia jamás lo abandonó, “Ayer Dios me dijo: ‘Él descansa en mi’”, afirmó.

Asimismo, aconsejó a todas las madres a que no se rindan con sus hijos en situaciones como estas y que puedan mantener la fe, “Porque no sabemos el día, no sabemos la hora. Y sobre todo, Dios es bueno, ¡todo el tiempo Dios es bueno! Nada me quitará la fe del Señor, nada me quitará de la presencia de Dios. Cosas intentaron sacarme del altar, calumnias, afrentas, abandono, pero siempre quedé en la presencia de Dios. Ahora la partida de mi hijo… Ha sido ascendido al cielo”, destacó.

La cantante ha destacado en Brasil por ser misionera, además de ir a ministrar con congresos en todo su país y dando mensajes de fe y motivación.

Ahora, ¿habrá perdón para el joven, que aun siendo cristiano decidió rechazar el valioso regalo de la vida eterna y salvación por medio de Jesucristo para quitarse la vida?.

Para empezar, el suicidio es pecado y lo especifica uno de los 10 mandamientos “No Matarás”, pero existe el factor de que no se sabe el motivo por el cual tomó esa decisión, por lo que la condenación no debería caber a lugar en una situación tan delicada como ésta.

Además, solo Dios conoce cual es el destino del alma del joven, debido a que no es nuestro trabajo, responsabilidad o posición emitir algún tipo de juicio acerca de la eternidad de alguien, pues sabio y justo solo hay uno y es el Padre que está en los cielos.

Pero, ¿podría Dios otorgar aún más misericordia sobre la vida de alguien que ha tomado su propia vida como “alivio de sus problemas”? a través de su palabra, nos hace ver que Él pone la misericordia por encima del juicio, pero aun así esa decisión solo el Señor la conoce.

Una vez más reiteramos este mensaje para usted que leyó este artículo y puede estar pasando por una situación similar o alguien de su entorno:

El suicido no es una salida a los problemas, el tomar tu propia vida para aliviar el dolor del alma no es correcto, ya que siempre tenemos a Dios por encima de todo y es Él quien da paz al corazón, tranquilidad en la vida, fuerza ante los problemas, perdón si hay arrepentimiento y aún sin merecerlo, vida eterna si le confiesas como Señor y Salvador.

Busca a Dios sin importar la situación presente, y ten presente que con el Señor es más ligero este trayecto temporal en la tierra.