Inspira a miles tras su aparición en la inauguración de Qatar 2022 a su madre le pidieron abortarlo porque no tiene piernas

Una historia realmente inspiradora se conoció gracias a la inauguración de la Copa del Mundo en Qatar 2022, en donde un famoso influencer se convirtió en la inspiración de miles al ser la primera persona sin piernas que participa en un evento de tal reconocimiento.

Ghanim Al-Muftah, de 20 años, nació con una rara condición que no le dejó desarrollar su cuerpo al 100% por lo que no tiene piernas, a diferencia de su hermano gemelo, Ahmad; y a pesar de que los médicos le pidieron a su madre que lo abortara, ella decidió tenerlo y el resto es historia.

El pasado domingo fue una de las estrellas que participó en la ceremonia inaugural de la fiesta futbolística mundial de este año compartiendo escenario con el actor Morgan Freeman, al pronunciar un discurso sobre la inclusión.

Además de ser influencer, también es orador motivacional y sueña con convertirse en embajador de su país y atleta paralímpico.

La madre de Ghanim optó por continuar el embarazo después de que los médicos le dijeran en las condiciones en las que el bebé vendría si nacía, ya que se creía que tal discapacidad podría provocar un gran sufrimiento para ella y el resto de su familia.

La condición detectada fue Síndrome de Regresión Caudal, la cual impide la formación de la parte inferior de la columna y es causante de la malformación de los huesos de la cadera, piernas, órganos y parte de la espalda.

Eman Al- Obaidli y Mohammed Al-Muftah, jamás se dieron por vencidos con su hijo durante el embarazo y dejaron que el bebé naciera, convirtiéndose en un gran soporte para él.

“Yo seré su pierna izquierda, y él será su pierna derecha”, dijo su madre sobre lo que ella y su esposo planearon durante su embarazo.

Durante su infancia fue víctima de acoso escolar por su condición y junto a sus padres pudieron crear conciencia y empatía en toda su región sobre el caso del niño por medio de libros escritos por ellos sobre la enfermedad, los cuales distribuyeron gratuitamente en toda la región.

Aun cuando podía moverse en silla de ruedas, él prefirió usar sus manos para moverse, lo que fortaleció su autoestima.

“La gente dice ‘lo que no te mata te hace más fuerte’, mi estado de salud me hizo una persona fuerte y reveló todas las fortalezas de mi personalidad”, expresó Ghanim, quien ahora practica levantamiento de pesas, natación, skate, escalada y fútbol también.

El joven también se desempeña como embajador de buena voluntad, además de ser empresario y estudiante de ciencias políticas; Ghanim usa su historia para que otros con discapacidades puedan luchar por sus sueños impulsados por el apoyo de sus familias.

“El momento que más significa para mí es ver a mi querido padre y madre orgullosos de mí y de todo lo que he logrado”, aseguró.

«Estos momentos son como recargarme de energía, me alientan a seguir adelante y hacer todo lo posible para ver el brillo en sus ojos», finalizó.