Líder musulmán en Nigeria celebra que a una estudiante la quemaran viva por ser cristiana

Deborah Emmanuel Yakubu de 25 años, fue la victima de sus compañeros de clase musulmanes al iniciarse una revuelta violenta por unos mensajes falsos donde supuestamente blasfemaba contra el Islam; producto de ello fue golpeada y quemada viva por todos ellos al oeste de Nigeria.

A raíz de la lamentable muerte, Internacional Christian Concern informó que un clérigo musulmán llamado Bello Yabo, residenciado en el estado de Sokoto, estuvo celebrando la muerte de la joven e instando a sus semejantes religiosos a que repitan el mismo acto cruel contra quienes “insulten el islam”.

“Aquí matamos. Cuando tocas el nombre del profeta nos volvemos locos. No intentes hablar de ello. Solo mata a quien toque el nombre del profeta”, dijo Yabo, citado por ICC.

Añadió que todos aquellos que se atrevan a mencionar el nombre del profeta Mahoma deberían ser condenados a muerte a pesar de que exista algún arrepentimiento, ya que el perdón proviene de Dios y no es un asunto que ellos puedan debatir, por lo que solo se limitan a matar a quienes ofendan su creencia.

“Quien toque al profeta no debe quedar impune. ¡Solo mata! Incluso si una persona se arrepiente o se retracta, el perdón es asunto de Dios. Debemos matar. ¿Te has vuelto loco, te compraste un celular, abriste redes sociales e insultaste al profeta? ¡Matar! No presente una denuncia ante ninguna autoridad. ¡Matar! Incluso si es un maestro islámico, o incluso un inútil”, afirmó.

Acerca de la joven, era un miembro activo de la congregación Winning All Evangelical Church, uno de los ministerios cristianos más grandes del país además de que vivía con sus padres en la localidad de Sokoto; era estudiante de economía y fue atacada por denunciar la discriminación que viven los cristianos en centros de educación dominados por la creencia musulmana.

Según el pastor David Ayuba Azzaman, ella denunció a través de WhatsApp que sus profesores constantemente favorecían a los estudiantes musulmanes con tareas y exámenes mientras los cristianos eran excluidos de buenas calificaciones.

“Deborah se quejaba en un grupo de clase en WhatsApp sobre cómo discriminan a los cristianos en las tareas y exámenes universitarios a favor de los musulmanes”, dijo Azzaman a Morning Star News.

Cada día, mes y año, la población cristiana es la más atacada en Nigeria, siendo las víctimas de las peores torturas por no negar su fe; para los cristianos, morir es ganancia, y para esta sufrida comunidad ya han ganado el cielo por mantenerse firme amando a Dios.