Niña de 14 años es rescatada por ONG cristiana después que su padre la prometiera en matrimonio

Compassion, una organización cristiana que opera en África logró rescatar a Djamila, de 14 años, quien fue negociada por su padre para casarse con un hombre adulto: este tipo de tradiciones les brinda a la familia cierto tipo de estabilidad económica y esa es la razón principal por la que se ven motivados a ello.

Fue en 2019 cuando ella se enteró que ya la habían prometido en matrimonio, todo como parte de un plan secreto de su padre.

“Mi hermana escuchó en secreto a mi padre hablar sobre la ceremonia de la boda y me informó esa misma noche. Mi padre estaba planeando mi boda para los próximos días”, contó ella.

Es la aldea donde ella vive la que posee una alta tasa de matrimonios infantiles influenciados primeramente por la condición de pobreza, muchas de ellas se casan siendo menores de edad; en el caso de Djamila, su padre planeó casarla antes de sus 15 años sin haber consultado con su madre.

Al conocer de muy mala manera el plan, la niña pidió ayuda a Compassion, quienes también defienden los derechos de los niños y los cuales tienen una sede en el centro de su región, y ellos prometieron hacer de todo para salvarla.

“Sabía que mi padre hablaba en serio sobre el matrimonio. Corrí al centro y le escribí una carta al director del proyecto. Sabía que ella haría algo para salvarme de este flagelo», recordó ella.

Martha, la directora del centro, fue quien recibió la carta y de inmediato solicitó la ayuda de la iglesia local así como a las autoridades del lugar para poder iniciar el proceso de protección infantil; ella fue recibida en la casa del pastor por cuatro días hasta que se pudiera resolver el caso.

“Cuando leí la carta, no podía creer lo que escribió Djamila. Tenía miedo de volver a casa como una niña indefensa. Llamé a su madre para obtener información detallada y me confirmó que su padre estaba organizando la boda tradicional de Djamila en los próximos días. . horas», dijo la directora.

A los tres días, sus padres fueron convocados a una reunión con la comisaria de su aldea, en donde les hablaron sobre los peligros del matrimonio infantil y que además la edad para casarse en ese país es a partir de los 17 años; eso hizo que ella volviera a casa después de que su padre cambiara de parecer.

«Si no hubiera sido por el apoyo del centro, me hubiera casado en contra de mi voluntad a una edad temprana. Agradezco a los trabajadores del centro por salvarme de convertirme en esposa. Dios los bendiga», expresó ella, que sueña con convertirse en un profesor de biología.

Las iglesias dentro de las aldeas tienen un papel importante para la ONG Compassion, quienes alertan a las comunidades sobre el peligro del casamiento infantil, y ahora ella también se convirtió en una portavoz de esa situación.

«Quiero advertir al mundo sobre el matrimonio de niñas. No es bueno casarse con niñas en contra de su voluntad. Las niñas deberían tener la oportunidad y la libertad de elegir a sus futuros esposos sin presión de grupo. Dejen de dar a sus hijas como objetos a los hombres. Dales la oportunidad de completar su educación, de ser maduros antes del matrimonio”, declaró ella.