Padres en EE.UU limitan la fe de sus hijos pequeños al no creer en Jesús para salvación, según estudio

Madres y padres que se consideran “millennials” podrían no están transmitiendo una cosmovisión bíblica a sus hijos, resultado que se obtuvo a través de una reciente investigación de una universidad cristiana en EE.UU.

La investigación realizada por el Dr. George Barna en el Centro de Investigación Cultural de la Universidad Cristiana de Arizona, detalla que la mayoría de los niños de hoy en día estarían no creyendo en el cielo por causa del desinterés espiritual de sus padres, en su mayoría jóvenes.

“La mayoría de los padres de niños pequeños en los Estados Unidos, si murieran hoy, probablemente no terminarían en el cielo”, dijo el Dr. Barna.

La declaración deriva de un estudio que se realizó a los padres americanos, los cuales podrían ser parte de un dilema de visión del mundo, los cuales  carecen de una cosmovisión bíblica y una fe sólida que puedan transmitir a sus hijos, lo que podría perjudicar drásticamente el desarrollo espiritual de la próxima generación y hasta su futuro.

“La mayoría de las personas mueren con la misma visión del mundo en esencia que tenían a la edad de 13 años”, expresó.

Barna destacó que es importante compartir una cosmovisión cristiana con los niños. El estudio encontró que mientras el 67% de los padres estadounidenses que tienen preadolescentes se identifican como cristianos, solo el 2% posee una cosmovisión bíblica completa.

“Una de las cosas más importantes que aprendimos sobre los padres de preadolescentes es que no creen que la Biblia sea confiable o verdadera, o relevante para sus vidas. No tienen la misma visión de Dios que se nos da en la Biblia. Cinco de cada 6 de ellos no son cristianos nacidos de nuevo, lo que significa que no creen que cuando mueren van al cielo por haber confesado sus pecados y aceptado a Jesucristo como su Salvador”, detalló.

“Es muy aleccionador desde una perspectiva cristiana y una cosmovisión cristiana, pero no me sorprende. Realmente, la cultura ha hecho un gran trabajo al transmitir el hecho de que: ‘Oye, vivamos libres y sin límites’. En última instancia, hemos creado una cultura centrada en el consumidor”, dijo por su parte el Dr. Danny Huerta, vicepresidente de Paternidad y Juventud de la organización Enfoque a la Familia.

Una de las razones del resultado del estudio podría ser el divorcio, la secularización de las noticias, arte y entretenimiento además de la formación de las escuelas en cuanto a la cultura.

“Esta es una oportunidad, un llamado de atención a la iglesia, para asegurarnos de que estamos enseñando la verdad en las Escrituras, volviendo a los principios y creyendo que todo lo que dice la palabra de Dios es verdad”, dijo el Dr. Huerta.

Huerta recomendó que intencionalmente los padres tengan conversaciones basadas en la fe con sus hijos, aprender cómo son los límites bíblicos e implementarlos.