Un «Nuevo Testamento» le salva la vida a policía después de recibir un disparo en el pecho

La Biblia es la palabra salvadora de Dios para el alma, pero también puede salvarte físicamente de la muerte.

Y esto lo comprobó un oficial de policía boliviano que recibió un disparo en el pecho durante los enfrentamientos por la destitución del ahora expresidente de Bolivia, Evo Morales.

El oficial, tenía un nuevo testamento en el bolsillo izquierdo del pecho, lo que le permitió ser librado de la muerte.

“Sí, fue un milagro”, dijo el oficial que también es cristiano devoto.

Las imágenes del Nuevo Testamento azul con muchas páginas rotas debido al impacto de la bala se compartieron en los periódicos y Facebook. El oficial también mostró los nudillos de bronce que lleva en el bolsillo, los cuales fueron rotos por la bala.

Óscar Gutiérrez, jefe de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen de Santa Cruz, dijo que el policía formaba parte de un contingente de fuerzas del orden público que intentaba mantener la calma en el poblado de Yapacani cuando recibió un disparo de un proyectil que se cree que era un Ronda de 9 mm.

Gutiérrez dijo: “Es un oficial joven cuya vida se salvó milagrosamente, le disparó un proyectil”, declaró Gutiérrez, y agregó que el patrullero “tenía una Biblia que detuvo el proyectil”.

El oficial ileso fue llevado a un hospital de Santa Cruz para hacerse pruebas y está programado que regrese a trabajar pronto.

La violencia fue parte de las protestas en todo el país después de un golpe militar contra el presidente Evo Morales, quien había huido a México. Sus partidarios iniciaron la protesta en la ciudad capital de La Paz después de la ceremonia de juramentación de la presidenta interina Jeanine Áñez y su nuevo gabinete. Los violentos enfrentamientos afectaron a Yapacaní, a unos 450 kilómetros de La Paz, donde la policía trabajaba para abrir una vía principal en la ciudad cuando el oficial recibió un disparo.

El joven policía creía en Dios y en su palabra y llevaba consigo el Nuevo Testamento consigo a todas partes, lo cual pudo salvarlo y librarlo de una muerte casi trágica.