25 de abril de 2006: El día que Zidane sorprendió al mundo del fútbol con su anuncio de retiro

«Después del Mundial dejaré de jugar al fútbol», con estas palabras ofrecidas por Zinedine Zidane el 25 de abril del 2006, el futbolista francés dejó atónito al mundo del balompié, que no se imaginaba que algo así pudiera ocurrir.

Zinedine Zidane con 34 años de edad, el futbolista del Real Madrid declaró en el Canal+ Francia, que dejaría de jugar al deporte con el que conquistó millones de aficionados.

“Se trata sobre todo de mi cuerpo, he llegado a una edad en la que todo se hace más y más difícil”, agregó Zidane en sus declaraciones.

Cuando Zidane se retiró, todavía le restaba un año de contrato con el Real Madrid. Aseguró que el “cansancio psicológico” le había ganado y que estaba “decepcionado”, por no haber conseguido los objetivos planteados por el equipo merengue en las últimas dos temporadas.

“Este adiós era algo que me rondaba en la cabeza desde hace un tiempo y tenía ganas de soltarlo. Creo que no puedo llegar después del Mundial y tres semanas de vacaciones y decir ‘Lo dejo, buscad a otro jugador’”, explicó y añadió que era “importante” para el Real Madrid conocer esta decisión.

Fue así como el 9 de julio del 2006 el astro francés se despidió de los terrenos de juego, nada más y nada menos que en la final de la Copa del Mundo, que vio enfrentar a Francia ante Italia.

El cabezazo a Materazzi y como algo propio de la vida, que tiene sus eventos inexplicables, el adiós de “Zizou” de las canchas no fue el más esperado.

No solo Francia no pudo levantar la Copa del Mundo (perdió desde la tanda de penales, luego de empatar 1-1), sino que Zidane se iría expulsado en la prórroga por un más que conocido cabezazo a Marco Materazzi, defensor de la escuadra italiana.

Antes, “Zizou” había firmado su último gol como futbolista profesional tras abrir la cuenta del encuentro, con un tiro desde el punto penal a lo “Panenka”, que sorprendió a Gianluigi Buffon, guardameta de Italia.
Cuando se jugaba la prórroga ocurrió el polémico suceso, cuando el árbitro argentino Horacio Elizondo detendría el partido.

Previamente, el capitán francés golpeó a Materazzi con un cabezazo en el pecho del italiano, lo cual no fue visto por el referí, pero sí por el cuarto árbitro Elizondo, al ser notificado por Medina Cantalejo de la situación, expulsó a Zidane del partido.

Quedará para la historia la última imagen del Zidane, futbolista, saliendo del Estadio Olímpico de Berlín, mientras pasaba, por un lado, de la Copa del Mundo, que no pudo levantar.

Reacciones tras su despedida

En ese momento, Alfredo di Stéfano, presidente honorífico del Real Madrid dijo que Zidane “tenía tanta clase que podría haber jugado hasta los 40 años”.

“Como especialista en futbol, como fan del futbol, afirmo que Zidane es, como decimos en español, un crack. Ha entrado entre los grandes de la historia del futbol. Uno de los últimos de esta raza”, afirmó Di Stefano a “L´Equipe”.

En ese momento, sus compañeros del Real Madrid, en la época de los “Galácticos”, también opinaron al respecto.

“Su adiós es una pena. El futbol pierde a un gran jugador, al mejor. Recordaremos toda la vida jugadas suyas, goles históricos, controles increíbles y todo lo que ha dejado durante una carrera llena de triunfos”, dijo el defensor Roberto Carlos.

El mediocampista inglés David Beckham declaró que “tras hablar con él y escuchar sus razones me quedo feliz porque le apoyo en todo y sé que es feliz acabando su carrera tras el Mundial. Ya lo era, pero desde este momento pasa a estar entre los mejores jugadores de la historia. Todo lo que he compartido con él jamás lo olvidaré”, “Cuando llegué al Real Madrid sabía que venía a jugar con los mejores jugadores del mundo. Entre ellos siempre había visto hacer cosas muy grandes a Zidane”.

“Ahora soy su compañero y su amigo y aseguro que todo lo grande que es como futbolista lo mejora como persona. Su forma de ser es de número uno”, añadió Beckham.

El brasileño Julio Baptista admitió que nunca había visto a nadie controlar tan bien un balón. “Zizou para mí es un futbolista que entra en la historia directo a estar entre los mejores por todo lo que ha hecho”.

“He tenido el placer y la fortuna de compartir un año con un fenómeno, que es inigualable, un fuera de serie. No he visto a nadie en mi vida controlar un balón como él. Que se repita un jugador como Zidane es prácticamente imposible”, manifestó.