Starbucks cerrará 16 tiendas por “incidentes” de seguridad que amenazan a sus trabajadores

Starbucks cerrará 16 tiendas en todo el país, citando reiterados “incidentes” de seguridad, incluido el uso de drogas y otros comportamientos “perturbadores” que amenazan al personal.

La empresa cerrará seis tiendas en su ciudad natal de Seattle, seis en Los Ángeles, dos en Portland, Oregon, y una en Filadelfia y en Washington DC. Starbucks dijo que los empleados afectados tendrán la oportunidad de ser transferidos a otras.

En una carta a los empleados, las vicepresidentas senior de operaciones de Starbucks, Debbie Stroud y Denise Nelson, dijeron que las tiendas de la compañía no son inmunes a problemas como el aumento del consumo de drogas y una creciente crisis de salud mental.

Los empleados están “viendo de primera mano los desafíos que enfrentan nuestras comunidades: seguridad personal, racismo, falta de acceso a la atención médica, una creciente crisis de salud mental, aumento del uso de drogas y más”.

Además, agregaron que “con tiendas en miles de comunidades en todo el mundo, sabemos que estos desafíos pueden, a veces, desarrollarse también dentro de nuestras tiendas“.

Pero la empresa también enfrentó críticas de algunos trabajadores que dijeron que no fueron consultados ni se les dio ninguna opción además del cierre.

Los cierres adquirieron una mayor importancia debido a un esfuerzo de sindicalización en curso en las tiendas de Starbucks en EE.UU.

Más de 189 tiendas han votado a favor de sindicalizarse desde fines del año pasado, según la Junta Nacional de Relaciones Laborales.

Starbucks ha dejado en claro que no quiere que los empleados se unan a un sindicato y que no garantizará ciertos beneficios, como aumentos salariales, a quienes lo hagan.

Dos de las tiendas de Seattle que están cerrando votaron a favor de sindicalizarse, mientras que una de las tiendas de Portland solicitó realizar una votación sindical.

El mes pasado, Starbucks también cerró una tienda sindicalizada en Ithaca, Nueva York, debido a problemas operativos, incluida una trampa de grasa desbordada.

Starbucks Workers United, el grupo laboral que organiza el esfuerzo, dijo que tiene la intención de presentar cargos por prácticas laborales injustas contra Starbucks en nombre de las dos tiendas sindicalizadas que están cerrando en Seattle.