Adolescente de Texas pidió ayuda por Face Time antes de ser asesinada por el novio de su madre

«¡Mamá ayúdame!» fueron las últimas palabras que escuchó la madre de Lauren Juma, quien también le habló por la app a su hermana para decirle que el sospechoso estaba actuando raro.

Un hombre del condado de Harris fue arrestado y acusado de matar a la hija de 16 años de su novia, la joven alcanzó a mandar un mensaje advirtiendo que el individuo tenía comportamientos extraños.

Lauren Juma originaria de Humble fue hallada muerta con disparos en el cuerpo que le ocasionó, Van Henry Brisbon, de 60 años, quien era la pareja sentimental de su mamá. El sospechoso fue llevado a la comisaria del condado de Harris, en donde se encuentra recluido con una fianza de $2 millones de dólares.

La historia de la muerte de Lauren Juma, inicia cuando a través de Face Time la niña se comunica con su madre, Lauren Young, quien se encontraba fuera de casa por el trabajo y le dice: “¡Mamá ayúdame!”.

“Mi bebé me llamó, me hizo FaceTime y me dijo: ‘¡Mamá, ayúdame!’. Esa fue la última vez que escuché su voz”, fueron las palabras de Lauren Young.

Después de hablar con su madre, Lauren se comunicó con su hermana, Keryca Harmon para decirle que Van Henry Brisbon, estaba actuando muy extraño y que fuera a buscarla.

“Ella solo quería irse, eso es todo lo que quería. Ella solo dijo que estaba siendo muy raro y quería que la recogiera, solo quería irse, eso es todo lo que quería“, compartió Keryca Harmon.

En cuanto finalizó la conversación, Keryca se comunicó al 911 para enviar una alerta de auxilio y pudieran ayudar a su hermana que se encontraba en su casa y que el novio de su madre la tenía cautiva y apuntándole con una pistola , así lo explicó en un comunicado enviado por el alguacil Ed González.

Los oficiales llegaron al domicilio y escucharon los balazos, uno segundos después, Van Henry Brisbon iba saliendo por la puerta principal fue arrestado de inmediato. Los agentes se percataron que el hombre traía los pantalones abajo.

Al entrar al domicilio, encontraron el cuerpo sin vida de la adolescente con varios impactos de bala y también su ropa inferior no la traía puesta, así que mandaron a realizar una prueba al laboratorio para saber si la menor había sido abusada sexualmente.

Después de confirmar que primero la violó y luego la mató, la madre Lauren Young estaba sorprendida porque tenía una relación de cinco años con Brisbon y él trataba muy bien a sus dos hijas, a las que conoció desde pequeñas.