Amazon reembolsará a su personal los gastos de viaje por aborto y otros tratamientos

La empresa Amazon ha hecho público un anuncio en el que afirma que reintegrará a sus empleadas en EE.UU. el importe de los viajes para someterse a abortos y otros tratamientos médicos que no pongan en peligro la vida.

La empresa pagará hasta 4.000 dólares al año en concepto de gastos de viaje para recibir tratamientos que no estén disponible cerca de sus localidades, informa la BBC.

Otras empresas, como Yelp y Citigroup, también han anunciado planes para garantizar el acceso de las empleadas al aborto. Citigroup dijo que la política era «en respuesta a los cambios en las leyes de salud reproductiva en ciertos estados».

La resolución se produce en medio de las crecientes restricciones al procedimiento en varios estados de EE.UU., como Texas y Florida.

Las nuevas prestaciones de Amazon entran en vigor con carácter retroactivo a partir del 1 de enero.

Según el anuncio, recogido por Reuters, las nuevas prestaciones se aplicarán a los tratamientos que no estén disponibles en un radio de 100 millas del domicilio del empleado y para los que no existan opciones virtuales.

Un portavoz de Amazon confirmó a la BBC la ampliación de las prestaciones, diciendo que incluyen atención bariátrica, oncología, anomalías congénitas hasta 24 meses después del nacimiento, tratamientos de salud mental y servicios de hospitalización para trastornos por abuso de sustancias.

Con 1,1 millones de trabajadores, Amazon es uno de los mayores empleadores del sector privado en Estados Unidos. Emplea a personas de todo el país, con la mayoría de los trabajadores en California, Texas y el estado de Washington, donde está su sede mundial.

Las prestaciones estarán disponibles para todos los empleados inscritos en dos planes de salud diferentes ofrecidos por la empresa, incluidos los que trabajan en oficinas o cobertizos.

La empresa también ofrece hasta 10.000 dólares para problemas médicos urgentes y potencialmente mortales.

Ley Roe v Wade

Aunque la ampliación de los beneficios de Amazon no está dirigida específicamente a permitir el acceso al aborto, llega en un momento en que varios gobiernos estatales republicanos han aprobado leyes que restringen el acceso al aborto en sus jurisdicciones.

El Tribunal Supremo de Estados Unidos, de tendencia conservadora, debe pronunciarse sobre un caso que podría anular el caso Roe contra Wade, una decisión judicial de 1973 que legalizó el aborto en Estados Unidos.

Si se anula la ley, cada estado de EE.UU. podrá determinar sus propias normas sobre el aborto, y se espera que más de 20 estados limiten la atención al aborto o incluso lo prohíban en la mayoría de los casos.

En Texas, que tiene una de las leyes de aborto más estrictas del país y prohíbe el procedimiento después de las seis semanas de embarazo, un estudio reciente reveló que alrededor de 1.400 tejanas viajaban fuera del estado para abortar cada mes.