Así serían las nuevas etiquetas en alimentos en Colombia

El Ministerio de Salud y Protección Social tiene todo listo para concretar el etiquetado que se aplicará a todos los alimentos para consumo humano envasados o empacados, nacionales e importados que se comercialicen en el territorio nacional

El actual gobierno espera que este proyecto quede firmado antes del 7 de agosto. El documento ha dispuesto que cuando a un producto alimenticio procesado y/o ultraprocesado se le haya adicionado sal/sodio, azúcares, grasas, edulcorantes, deberá rotular la o las características nutricionales relativas al nutriente adicionado.

Para el mes de diciembre se espera firmar el documento final de esta normatividad, debido a que pasará por una revisión internacional que tardaría cerca de 60 días y también se está a la espera de la evaluación que el Ministerio de Comercio emita sobre este proyecto.

¿Cómo serán los nuevas etiquetas que irán en los alimentos?

Luego de los estudios realizados por la Universidad de Antioquia, el sello negro octagonal fue escogido por el Ministerio de Salud para ser utilizado como etiqueta de advertencia, según un comunicado del Ministerio en concordancia con los estudios realizados por la Universidad así será la nueva etiqueta:

Color: El único estudio experimental aleatorizado que comparó entre formas y figuras de etiquetados frontales de advertencia, encontró que el color negro es el más apropiado para capturar la atención y tiene mayor potencial de maximizar la percepción de insalubridad (Cabrera, 2017).

Contenido y texto: El único estudio experimental aleatorizado que comparó entre las características de etiquetados frontales de advertencia se encontró que, el texto “EXCESO EN” es el más apropiado para capturar la atención, y es el que tiene mayor potencial de maximizar la percepción de insalubridad (Cabrera, et al. 2017).

Estas disposiciones aplican para los alimentos “relacionados con azucares, grasas saturadas, grasas trans y sodio”, dijo Fernando Ruiz, Ministro de Salud.

“También se adoptó la metodología establecida por Organización Panamericana de la Salud para definir los alimentos y los niveles a ser incluidos en el etiquetado frontal”, agregó Ruiz. Algunos de los productos exceptuados son las fórmulas infantiles, los alimentos sin aditivos y las bebidas hidratantes o energéticas para deportistas.

De acuerdo con este proyecto, los productos que se comercializan con sello circular tendrán 6 meses, desde que se haga la oficial la modificación, para agotar esas etiquetas e iniciar con las nuevas disposiciones.