Aumentan las protestas contra el gobierno de Irán tras la muerte de una mujer arrestada por no cumplir normas islámicas

La muerte de una mujer en Irán por no llevar correctamente su hiyab ha causado indignación en todo el mundo, y desatando una ola de protestas cada vez más multitudinarias protestas en rechazo a las leyes islámicas tan represivas y radicales hacia las mujeres.

Según las informaciones que han revelado distintos medios de comunicación mundial, Mahsa Amini de solo 22 años murió después de estar bajo custodia policial después de haber cometido un “delito”: no llevar su hiyab de manera correctamente, lo cual es una ordenanza para todas las mujeres islámicas.

Han afirmado que su muerte tras permanecer en coma, se produjo debido a que la policía la golpeó de tal manera que quedara en un estado grave por ser considerada minoría dentro de un país radicalmente musulmán, y que según la ley Sharia, las femeninas no tienen ningún tipo de derechos.

Desde que se conoció su caso a mediados de este mes, su muerte ha causado indignación mundial por la violencia contra la mujer y el feminicidio; en Teherán las protestas claman por “la muerte del dictador”, ya que las autoridades del país niegan que haya sido golpeada hasta provocarle el coma en el que pasó varios días hasta que falleció.

Según la productora de la programación de CBN News en idioma farsi, Mayra Yazdari, las protestas que están surgiendo en todo el mundo a causa de la muerte de la joven es por el cambio que está clamando la sociedad en cuanto a regímenes de este tipo, sobretodo represivo hacia cierta población, como las mujeres o las personas de color.

“Es importante que entendamos el cambio significativo en las protestas del pueblo iraní contra el régimen desde 2018, que la gente pide el derrocamiento del régimen en todo el sistema”, dijo Yazdari.

En redes sociales y en los noticieros mundiales se ve a diario como las mujeres están quemando sus hiyabs además de raparse la cabeza en señal de protesta contra la policía, muchas de ellas están en las calles enfrentándose contra las autoridades; las movilizaciones de este tipo tienen antecedentes de 2009, 2017 y 2020.

La duda crece en cuanto a la caída del régimen que se ha ceñido sobre Irán por décadas, mucha mujeres han huido de esas condiciones, y Yazdari es una de ellas.

“Tiene el potencial, pero ya sabes, como todos sabemos, el régimen es brutal y la gente, ya sabes, la comunidad internacional deja en paz a la gente. Necesitan apoyo”, explicó ella.

La joven Amini estaba de visita en la capital iraní con su familia cuando fue detenida hace semana y media por la policía moral del país, la cual vela porque las mujeres cumplan con la norma estricta del velo en espacios públicos.

Según los testigos de la escena, ella fue golpeada brutalmente por la policía dentro de la camioneta en la que fue trasladada hasta una comisaría, lo cual le dejó en estado de coma por varios días; la policía de Teherán explicó que había sufrido “un problema cardíaco”.

“Amini había sido detenida junto con otras mujeres para recibir explicaciones e instrucciones sobre el código de vestimenta. De repente, sufrió un problema cardíaco (…) fue trasladada inmediatamente al hospital. Por desgracia, falleció y su cuerpo ha sido transferido al instituto médico-legal”, decía el comunicado que afirmó que nunca hubo algún tipo de contacto físico de los oficiales hacia la mujer.

“Mahsa Amini así como un cierto número de personas, debido a llevar ropa de forma inapropiada, fue conducida a uno de los cuarteles generales de la policía, pero se desmayó repentinamente cuando estaba con otras personas en una sala de reunión», agregaron.