Biden pide al Congreso $33,000 millones para Ucrania en paquete de reformas contra Rusia

El presidente Joe Biden pide al Congreso aprobar $33,000 millones de dólares en ayuda militar, humanitaria y de apoyo directo para Ucrania, para enfrentar la invasión de Rusia; el paquete incluye reformas para facilitar el castigo de millonarios rusos.

El presidente Joe Biden pedirá al Congreso $33,000 millones de dólares para ayudar a Ucrania a enfrentar la invasión de Rusia, como parte de un paquete de reformas que facilitarían acciones legales contra los rusos.

El financiamiento incluye $20,000 millones en asistencia militar, $8,500 millones en asistencia económica y $3,000 millones en ayuda humanitaria.

“El apoyo bipartidista continuo en el Congreso es vital para garantizar que el pueblo ucraniano tenga los recursos que necesita para ganar esta guerra”, indicó la Casa Blanca. “Esta Administración está comprometida a trabajar con los legisladores y nuestros aliados y socios globales para mantener el flujo de ayuda a Ucrania sin interrupciones y apoyar a los devastados por la crisis alimentaria que la guerra de [Vladimir] Putin ha exacerbado”.

El anuncio oficial fue hecho después por el presidente Biden, quien consideró que era mejor ayudar a Ucrania que dejar a EE.UU. “al margen” en la lucha contra los rusos.

Las reformas también establecerían nuevas autoridades para el decomiso de bienes vinculados a millonarios rusos con el Gobierno ruso.

“Permitirá que el gobierno use los ingresos para apoyar a Ucrania y fortalecerá aún más las herramientas relacionadas con la aplicación de la ley”, se indica.

El presidente Biden también pide $500 millones para apoyar la producción de cultivos estadounidenses, como trigo o soya, para abordar el impacto alimentario mundial causado por la guerra.

“A través de tasas de préstamos más altas e incentivos de seguros de cosechas, la solicitud brinda un mayor acceso al crédito y reduce el riesgo para los agricultores que cultivan estos productos alimenticios, al tiempo que reduce los costos para los consumidores estadounidenses”, afirma el plan.