El Vicepresidente de El Salvador acusa a los pastores evangélicos de estar en pandillas

Recientemente el vicepresidente de El Salvador hizo una severa y fuerte acusación contra los líderes de las iglesias cristianas en el país, a los cuales acusó de estar dentro de la mafia que han creado las pandillas que hoy están intentando erradicar.

Muy contrario a lo que es el presidente salvadoreño Nayib Bukele, quien ha expresado fuertemente su fe cristiana sin temor a críticas, Félix Ulloa, quien ejerce la vicepresidencia del país, declaró que la mayoría de los pastores evangélicos están vinculados a pandillas que han causado mucha delincuencia en el país.

Todo ocurrió mientras concedió una entrevista para el diario francés Le Monde, en donde se refirió a una ola de asesinatos que hubo en su país, la cual según Ulloa fue provocada por bandas delictivas conformadas entre periodistas y pastores, mitad y mitad.

“El 80% de los pastores forman parte de estas estructuras”, afirmó.

Allí también destacó que El Salvador “le ha declarado la guerra a las pandillas para lograr la paz social”, y éste sería el último recurso que estarían aplicando para lograrlo.

Debido a su afirmación, la Alianza Evangélica en El Salvador publicó una nota expresando “lo ofensiva” que fue la declaración del vicepresidente hacia los líderes de las distintas congregaciones afiliadas a la organización.

“Cada una de las instituciones que integran la Alianza Evangélica se encuentran legítimamente constituidas y registradas ante el Ministerio del Interior. Cada una de estas instituciones registra a sus pastores a través de un documento o credencial, que da fe del rol que desempeñan y el respaldo de la institución evangélica a la que pertenecen”, expresaron.

De igual manera expresaron que de existir un comportamiento como el que Ulloa ha señalado y haya comprobación de ello como autor o cómplice de algún delito, éste mismo será repudiado por la alianza.

Las palabras de Ulloa se dieron por causa de las declaraciones del pastor general de Elim Christian Mission, Mario Vega, quien afirmó que muchas iglesias en el país son atacadas a diario por ser opositores al gobierno actual.

“Me interesa mucho saber de dónde sacó este dato, porque para hacer una afirmación así y hablar de porcentajes específicos como él lo hizo, es porque hay una base”, dijo Vega para Evangélico Digital.

“Creo que el vicepresidente es una persona culta, ha sido académico y en el área del derecho ha aportado mucho. ¿No crees que una persona con esa calificación hace un reclamo sin tener una base? Me gustaría saber cuál es esa base”, agregó.

La realidad es que dentro de América Latina la hostilidad y la persecución de la fe cristiana ha ido en aumento, uno de ellos es El Salvador, quien ya ocupa el puesto 74 en la Lista Mundial de Persecución elaborada por Open Doors; la principal causa de ello es exactamente el crimen organizado que las autoridades tratan de combatir, así como lo muestra el presidente Bukele a través de sus redes sociales.

Una de las acciones a las que están sometidas muchas congregaciones es a la solicitud de permisos a líderes criminales locales para poder realizar actividades o simplemente predicar, a menudo enfrentan un ambiente muy hostil además de tener que pagar dinero por protección mientras los líderes cristianos trabajan para mantener a los jóvenes fuera de la delincuencia mientras que los padres en cuestión muchas veces huyen del país.