Encuesta muestra el rechazo contundente de 80% del país Venezolano al matrimonio gay y el aborto

Una encuesta realizada en Venezuela mostró como los habitantes del país rechazan de manera clara y rotunda tanto el aborto como la legalización del matrimonio gay, temas que los gobiernos en el mundo está tratando de incluir forzadamente en la población.

La empresa encuestadora “Meganálisis” realizó un estudio con el que se logró saber la postura de la población venezolana ante el matrimonio gay y el aborto, donde se demostró que una mayoría de 83% rechazó la idea de que se legalice la interrupción de los embarazos frente a un 7,1% que estuvo a favor y un 9,6% que no se mostró a favor de ninguno.

Asimismo se les preguntó si estaban de acuerdo con la legalización del matrimonio homosexual y una vez más la población volvió a ser contundente afirmando con un 70,3% que no desean tal legislación en el país, mientras que el 22% se mostró a favor y un 6,9% no se expresó de acuerdo a alguna opción.

Debido a los resultados obtenidos, se muestra claramente con el país está en contra de dos agendas mundiales, una que quiere acabar con la vida de personas inocentes no nacidas y la otra que desea establecerse principalmente en las mentes jóvenes aceptando una identidad errónea que se desvía del diseño original que Dios ya ha establecido.

Asimismo, Venezuela mostró que está a favor de la familia como una institución de la sociedad y busca proteger a los niños de la perversidad de la ideología de género.

En las leyes del país latinoamericano, es anticonstitucional el matrimonio entre personas del mismo sexo, ya que está prohibido dentro del Código Penal de la nación.

Los valores conservadores con respecto a estos dos temas aún se mantienen en Venezuela, no solo por la negativa de sus autoridades ante éstos sino también por el crecimiento de la fe y la difusión masiva del Evangelio en sus estados, los cuales están transmitiendo la verdad a muchas personas para que conozcan y defiendan los mandamientos de Dios a través del amor de Jesús.

Gloria a Dios por las naciones que aun respetan el diseño original del Señor para la humanidad y que protegen la vida como un regalo inmerecido de Dios dado a todos por medio de Cristo Jesús.