Hombre de Kentucky es acusado de intentar matar a candidato a alcalde de Louisville

El Departamento de Justicia declaró la acusación de un hombre originario de Kentucky que supuestamente le disparó a un candidato a alcalde, Craig Greenberg, de Louisville el mes de febrero de este año.

El tribunal federal de Louisville acusó a Quintez Brown de hacer uso y descarga una pistola por un delito de violencia al disparar e intentar asesinar a un candidato a un cargo electivo, de acuerdo con el comunicado de prensa del Departamento de Justicia.

El hombre, que cuenta con 21 años de edad, enfrenta el mínimo obligatorio en estos casos de 10 años de cárcel y máximo que puede llegar a cadena perpetua si es declarado culpable de los cargos imputados.

A finales del mes de marzo, Brown fue acusado también por un gran jurado estatal en el condado de Jefferson, dio a conocer el Courier Journal.

El hombre es un activista local y aspirante al consejo de la ciudad de Louisville y el 14 de febrero presuntamente le disparó al candidato demócrata a la alcaldía, Greenberg, en su oficina de campaña. La bala rozó la camisa de Greenberg, pero salió ileso, informó el mismo diario.

Brown fue detenido inmediatamente después del disparo y acusado de cinco cargos, pero tras dos días salió en libertad al pagar una fianza de 100,000 dólares y se le ordenó arresto domiciliario.

La liberación del acusado generó una protesta del líder de la minoría del Senado, Mitch McConnell, quien manifestó en el pleno del Senado en el mes de febrero que en “menos de cuarenta y ocho horas después de que este activista intentara literalmente asesinar a un político, la izquierda radical pagó la fianza de su camarada fuera de la cárcel”.

El candidato a alcalde, criticó asimismo la liberación del tirador y emitió un comunicado diciendo que el sistema de justicia penal estaba “claramente roto”.

El pasado miércoles, Greenberg publicó un video en la red social Twitter, donde expresa que su contacto con la violencia armada lo ayudaría a combatir el crimen en la localidad.

En el anuncio sobre el video, Greenberg expresó que “esta historia no es una que nuestra campaña haya querido contar”, pero “fortaleció mi determinación” de terminar con los delitos violentos en Louisville.

“Mi esposa Rachel y yo pensamos que era importante compartir nuestra experiencia con la comunidad”, escribió. “Louisville tiene una crisis de delitos violentos que está afectando a demasiadas familias en toda nuestra ciudad”.