Louisiana: el estado donde los republicanos esperan que un aborto se castigue como homicidio

Los legisladores republicanos de Louisiana han presentado un proyecto de ley para convertir el aborto en un delito de asesinato, cuando el borrador de una opinión del Tribunal Supremo de Estados Unidos que pondría fin al derecho al aborto al eliminar el precedente del caso Roe vs. Wade, sigue provocando protestas en todo el país y la policía de Washington D.C. tuvo que levantar vallas “no escalables” alrededor de esa corte.

La medida fue aprobada, 7 a 2, por un comité en la Cámara de Representantes estatal de Louisiana.

Esta propuesta de Louisiana va más allá que otras restricciones del derecho al aborto ya impuestas en otros estados, al hacer posible que los fiscales inicien procesos penales contra las mujeres que interrumpen un embarazo.

Además, el proyecto de ley es aplicable a partir del momento de la fecundación, porque define que desde ese momento ya existe un individuo.

Los partidarios de la medida, según el cual una mujer que interrumpe un embarazo o cualquier persona que la ayude podría ser acusada de asesinato, advirtieron que este es inconstitucional, siempre que Roe v Wade fuera ley.

Se espera que el Tribunal Supremo anule formalmente Roe v Wade, el caso de 1973 que estableció el derecho al aborto, en junio.

Danny McCormick, el representante estatal detrás del proyecto de ley de Louisiana que propone castigar el aborto como un asesinato, dijo: “No podemos esperar por el Tribunal Supremo”.

Crecen temores a continuar perdiendo derechos en EE.UU.

Desde que Politico publicó el borrador del fallo que parece destinado a anular a Roe vs Wade el lunes por la noche, los demócratas han advertido que van a continuar los desafíos a los derechos individuales establecidos.

El presidente Joe Biden alertó sobre las amenazas a los derechos basados en la privacidad, incluidos los derechos a la anticoncepción (Griswold v Connecticut, 1965) y al matrimonio entre personas del mismo sexo (Obergefell v Hodges, 2015). El presidente también planteó la perspectiva de ataques a la enseñanza de los niños LGTBQ+.

Biden dijo el miércoles que los republicanos que impulsan tales casos constituían “la organización política más extrema… en la historia reciente de Estados Unidos”.

Ese mismo día en Texas, el gobernador republicano Greg Abbott planteó la posibilidad de impugnar un fallo de 1982 que dice que los estados deben brindar educación gratuita a todos los niños, incluidos los de los inmigrantes indocumentados.

“Creo que resucitaremos ese caso y cuestionaremos este problema nuevamente”, dijo Abbott.