México registra 18 alcaldes ejecutados en el gobierno de López Obrador

El asesinato de Conrado Mendoza Almeida, alcalde de Totolapan, Guerrero, junto con otras 17 personas, incluyendo a su padre, es un hecho que refleja la ola de violencia que azota a todo México.

Y mientras el presidente Andrés Manuel López Obrador defiende su estrategia de seguridad conocida como “Abrazos, no balazos”, la lista de presidentes municipales ejecutados sigue creciendo.

De acuerdo con datos de la consultora Etellekt, en lo que va del presente gobierno mexicano suman 18 alcaldes asesinados a manos de la delincuencia organizada, además de 31 regidores y 11 síndicos, lo que equivale a un 25% más en comparación con lo registrado en todo el sexenio de Felipe Calderón.

Además de Conrado Mendoza, esta triste lista la conforman otros funcionarios como Rubén Valdez Díaz, alcalde de Teopisca, Chiapas, asesinado a balazos el 8 de junio de 2022, cuando salía de su casa en su vehículo.

César Arturo Valencia, presidente municipal de Aguililla, Michoacán, también murió a manos de un sicario el 10 de marzo de 2022, cuando estaba a bordo de su camioneta afuera de un campo de futbol.

Asimismo, hubo casos en los que los funcionarios desaparecieron y días después fueron hallados sin vida, tal como ocurrió con Enrique Velázquez Orozco, alcalde de Contepec, Michoacán, o Alfredo Sevilla, quien gobernaba el municipio de Casimiro Castillo, Jalisco.

Los datos de la consultora Etellekt revelan que todos estos atentados se cometieron en 53% de las entidades del país, siendo Oaxaca el estado con más víctimas, con 12 casos.

Por su parte, el Estado de México y Michoacán reportaron siete casos cada uno; Veracruz, 6; Guerrero, 4; Chihuahua, Guanajuato y Sonora, con tres casos; Chiapas, Jalisco, Morelos, Puebla y Sinaloa, con dos reportes, y Baja California, Coahuila, Hidalgo y Tamaulipas, con un registro.