Putin impondrá ley marcial en Rusia en medio de temores de que lanzará una guerra total contra Ucrania, advierte Inteligencia de EE.UU.

Avril Haines, directora de Inteligencia Nacional de EE.UU., alertó al Senado sobre la posibilidad de que Putin imponga una ley marcial en Rusia, donde medios normalmente oficialistas criticaron abiertamente al régimen por la guerra.

 

Vladimir Putin está dispuesto a imponer la ley marcial en Rusia si no puede alcanzar sus objetivos militares en Ucrania, advirtieron comandantes de seguridad e inteligencia de Estados Unidos.

El líder ruso puede volverse más impredecible a medida que intensifica el conflicto en Ucrania, según reveló Avril Haines, directora de Inteligencia Nacional de EE.UU. frente al Senado de su país.

Haines afirmó que los objetivos de Putin exceden las capacidades militares de su país.

Eso “probablemente significa que en los próximos meses podríamos avanzar en una trayectoria más impredecible y potencialmente escalable”

“La tendencia actual aumenta la probabilidad de que el presidente Putin recurra a medios más drásticos, incluida la imposición de la ley marcial, la reorientación de la producción industrial u opciones militares potencialmente escalables para liberar los recursos necesarios para alcanzar sus objetivos”.

Haines agregó que Putin podría, en el peor de los casos, ordenar el uso de un arma nuclear si cree que Rusia enfrenta una “amenaza existencial”.

La declaración de Haines se produce cuando algunas fuentes de noticias pro-Kremlin criticaron la brutal guerra del líder ruso en público por primera vez.

El sitio web de noticias Lenta, que normalmente respalda a Putin, publicó varios artículos en contra de la guerra que coincidieron con el Desfile del Día de la Victoria en Moscú.

Las conmemoraciones del lunes para recordar la victoria de la Unión Soviética y sus aliados sobre la Alemania nazi pretendían ser una doble celebración de la victoria en Ucrania, sin embargo, las tropas rusas siguen empantanadas y su avance está paralizado.

En un movimiento casi inaudito en Rusia, 20 artículos, que fueron retirados varias horas después, acusaban al líder ruso de mentir sobre el conflicto en Ucrania y lo tildaban de “dictador patético y paranoico”.

Los dos periodistas detrás de los artículos, Egor Polyakov y Alexandra Miroshnikova, le dijeron al diario británico The Guardian que sus acciones eran “lo único correcto” que se podía hacer.

Polyakov, un reportero de negocios de 30 años, dijo: “De esto no se trata el Día de la Victoria. La gente común está muriendo, las mujeres y los niños pacíficos están muriendo en Ucrania”.

“Dada la retórica que hemos visto, esto no va a parar. No podemos aceptar esto por más tiempo”.

Sus artículos también expusieron los presuntos crímenes de guerra rusos en Mariúpol, que casi no han sido denunciados en el país, y acusaron a su ejército de dejar atrás los cadáveres de los soldados en Ucrania.

Otros artículos acusaron al Ministerio de Defensa de Rusia de mentir a los familiares de los muertos en el hundimiento del buque de guerra insignia Moskva, y dijeron que Putin ha desatado “una de las guerras más sangrientas del siglo XXI”.

Otro artículo dice: “Putin tiene que irse. Ha desatado una guerra sin sentido y está llevando a Rusia al abismo”.

Los 20 artículos fueron eliminados y reemplazados por notas pro-Kremlin previamente aprobadas, pero aún se puede acceder a los artículos críticos a través de archivos web.

Todos los artículos contenían un descargo de responsabilidad que decía que “no estaban aprobados por el liderazgo” e instaba a los lectores a “tomar una captura de pantalla” antes de que fueran eliminados.

En otra señal de que están apareciendo grietas en el muro de apoyo hacia Putin, uno de sus propagandistas servilmente devotos admitió que el ejército ruso es incapaz de expulsar a las fuerzas ucranianas del este del país.

Hablando desde Donetsk en un video que se compartió en las redes sociales, el reportero de guerra, Aleksandr Sladkov dijo que las fuerzas rusas no estaban progresando en el Donbás.

También calificó la llamada operación militar especial de Putin como “vergonzosamente indecisa” y dijo que el ejército ruso está “haciendo una hazaña de algo que debería ser rutinario”.

Sladkov, periodista del canal de televisión estatal Russia-1, ha difundido previamente propaganda a favor del Kremlin sobre el despliegue de las fuerzas de Putin.

Pero el video del lunes marcó un cambio drástico de tono y pareció respaldar lo que altos funcionarios estadounidenses han estado afirmando sobre un cambio en la estrategia rusa.

El lunes, un informe del Pentágono afirmó que incluso algunos oficiales rusos ahora están desobedeciendo las órdenes militares.

Rusia tiene actualmente alrededor de 97 grupos tácticos de batalla en Ucrania, principalmente en el este y el sur, cada uno compuesto por alrededor de 1,000 soldados.

Un alto funcionario estadounidense, hablando sobre el informe, dijo que los esfuerzos de Rusia para concentrarse en apoderarse del Donbás se han estancado en los últimos días.

Mientras tanto, el desfile triunfalista del Día de la Victoria de Putin se convirtió en un desastre húmedo, con el líder de 69 años luciendo frágil debajo de una manta, mientras que el número de tropas se redujo enormemente debido al conflicto en curso en Ucrania.

En una actualización humillante, se reveló que los pases aéreos del desfile fueron cancelados después de que Rusia perdiera aproximadamente 200 aviones de combate en Ucrania. Originalmente se había afirmado que los sobrevuelos se cancelaron debido a la excesiva turbulencia sobre los cielos de Moscú.