Qué se sabe de Fernando Sabag Montiel, el hombre detenido tras apuntar con una pistola a la vicepresidenta argentina

Un ciudadano brasileño identificado como Fernando André Sabag Montiel apuntó con un arma a la vicepresidenta de Argentina, Cristina Fernández de Kirchner, el jueves por la noche, según confirmaron las autoridades argentinas.

Poco después, el hombre fue detenido por la policía.

Imágenes difundidas por canales de televisión del país muestran el momento en el que un sujeto con una pistola apunta a Kirchner, que llegaba a su residencia del barrio de Recoleta tras una sesión en el Senado.

No están claras de momento las motivaciones ni las circunstancias detrás del suceso que el oficialismo ha presentado como un “intento de magnicidio”.

En las imágenes parece que el individuo aprieta el gatillo sin que el arma funcione.

Montiel, de 35 años, portaba una pistola Bersa 380 -fabricada en Argentina- cargada con cinco balas, según informó la Policía Federal.

La acción del hombre, que vestía una gorra negra y un cubrebocas, llamó la atención de los simpatizantes de la expresidenta que lo agarraron en medio de la multitud, según muestran imágenes de emisoras locales.

En el momento en que lo atraparon, cerca del edificio donde vive Fernández, trató de huir, pero lo tomaron por la camisa.

El hombre fue detenido y trasladado a una comisaría de la ciudad de Buenos Aires.

La agencia estatal Télam indicó más tarde que el sospechoso fue llevado a la Superintendencia de Investigaciones de la Policía Federal Argentina en el barrio de Villa Lugano para su interrogatorio.

La justicia caratuló el expediente como “tentativa de homicidio calificado”.

“La pistola no funcionó”

El presidente argentino, Alberto Fernández, pronunció un discurso en la televisión nacional poco después del ataque en el que aseguró que el arma tenía cinco balas y que Fernández está viva porque la pistola no funcionó.

El mandatario decretó feriado este viernes tras lo ocurrido.

Cientos de simpatizantes de Fernández de Kirchner llevan días en los alrededores de su residencia, después de que la Fiscalía pidiera para ella 12 años de prisión e inhabilitación para ocupar cargos públicos por presunta corrupción.

La policía argentina allanó la mañana de este viernes la habitación de 15 metros cuadrados donde Sabag Montiel vivía, en el barrio Villa Zagala de San Martín, en las afueras de Buenos Aires, según informa la prensa local.

Encontraron dos cajas de bala marca Magtech calibre 9 milímetros con 50 proyectiles cada una, una laptop, tarjetas de transporte, entre otras pertenencias, en medio del “desorden” y un “hedor a inodoro”